La Constituyente, una agenda llena de incertidumbre

El chavismo oficialista cometió un error al convocar a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y lo está pagando, pues producto de esta convocatoria le han surgido, en su propio frente político, dos problemas con los cuales ha debido lidiar. El primero de ellos es que la convocatoria a la ANC forzó el pronunciamiento en contra de la Fiscal General de la República y una ruptura en el chavismo cuyas implicaciones todavía se discuten. El segundo problema es que entre los candidatos a la constituyente se está conformando un discurso estatizador que implica la eliminación de las empresas mixtas petroleras (EMP), las cuales tienen en sus manos la mitad de la producción de petróleo de Venezuela. Ello ha encendido las alarmas en las empresas internacionales que son socias de PDVSA y en los aliados del gobierno venezolano como Rusia y China que también están involucrados en estas asociaciones. Esto ocurre mientras PDVSA está acercándose a los mercados financieros internacionales  para refinanciar la deuda que se vence en el segundo semestre de este año. La incertidumbre generada por el discurso estatizador, arroja sombras sobre PDVSA y su plan de negocios, y es probable que contribuya a impedir el refinanciamiento.

El propósito principal  de estas líneas es analizar el segundo de los problemas que enfrenta el chavismo oficialista, con el proceso de conformación de un discurso estatizador de la industria petrolera entre los candidatos a la ANC y sus implicaciones. Este tema ha sido analizado por el experto petrolero Francisco Monaldi, profesor del Centro de Estudios Energéticos de la Rice University, en dos entrevistas; una realizada por un reportero del diario El Nacional y otra por el periodista Xavier Serbiá en el programa CNN Dinero.

En el programa mencionado Serbiá señaló, antes de la entrevista, que el abogado Hermánn Escarrá (candidato a la ANC) se mostró favorable a la eliminación de las empresas mixtas petroleras en un foro con trabajadores de PDVSA, lo cual generó alarma a nivel de los inversores, académicos y analistas; sin embargo Escarrá negó haber afirmado tal cosa. Serbiá presentó un video donde se hace evidente que Escarrá plantea la modificación del artículo 303 de la constitución del año 1999, a fin de sentar las bases legales para la eliminación de las empresas mixtas. Interrogado al respecto, Monaldi señaló que la posición de Escarrá a favor de la modificación del artículo 303 ha sido muy clara y no hay lugar a dudas en relación a ello. En la entrevista de El Nacional, menciona que existen otros dos constituyentistas que comparten la posición de Escarrá, señalando a continuación que se está conformando entre los candidatos a la ANC un discurso que favorece la estatización total de la industria petrolera.

En ambas entrevistas, Monaldi plantea que la eliminación de las EMP sería un suicidio para PDVSA, pues en sus manos está la mitad de la producción de petróleo de Venezuela y la misma se está expandiendo, mientras que la que hace PDVSA con sus recursos ha colapsado. Mientras PDVSA está prácticamente quebrada, las empresas extranjeras que participan en las EMP aportan el financiamiento necesario para la expansión de la producción. En consecuencia, si no fuera por las EMP la situación de la industria petrolera sería catastrófica.

El experto petrolero señaló que mientras los candidatos a la ANC sostienen una posición abiertamente favorable a la eliminación de las EMP, PDVSA continúa firmando asociaciones con empresas extranjeras, de hecho, recientemente lo hizo con una de capital español. La empresa estatal emitió un comunicado en el cual mantiene su compromiso con las EMP. En esta misma línea, el Tribunal Supremo de Justicia  emitió una sentencia favorable a la firma de este tipo de asociaciones.

En consecuencia, el chavismo oficialista mantiene una agenda contradictoria que contempla dos discursos: uno radical que favorece la estatización y el cual utiliza para movilizar a sus bases, y otro favorable a las EMP que se utiliza para tranquilizar al sector privado. Detrás de esta agenda contradictoria pueden estar conflictos entre diversos grupos que anidan en el chavismo oficialista, algunos de los cuales se han planteado como objetivo deshacerse del presidente de PDVSA quien ha mantenido la política de impulsar las EMP. Sin embargo, al final no queda claro cuál es la verdadera agenda del chavismo oficialista. Si la que prospera y se impone es la radical ello sería una catástrofe para la industria y el país.

Finalmente Monaldi señaló, en el programa CNN Dinero, que el discurso estatizador que se está conformando entre los candidatos a la ANC ha encendido las alarmas y ha incrementado la incertidumbre entre las empresas internacionales, incluidos los aliados de Venezuela como Rusia y China que participan en las asociaciones estratégicas con PDVSA.

Profesor UCV

Josenri2@gmail.com