La cuarentena es de limitada eficacia en el combate del Covid19

La eficacia de la cuarentena para combatir el Covid19 en los países de América Latina es limitada. Una considerable parte de la población trabaja en la economía informal y no tiene la opción de detener su actividad y quedarse en casa. Debido a ello, la cuarentena es una medida con un incumplimiento elevado, en especial en las barriadas populares. Es además insostenible en el corto plazo. En nuestro país se requiere de medidas adicionales como la aplicación de los tests en forma masiva, como lo aconseja la OMS. Sin embargo, el gobierno venezolano no contempla la implementación de los tests como una tarea inmediata. Aparentemente considera que la instrumentación de la cuarentena ha sido un éxito y no cree necesario medidas adicionales.

En el caso de México 30 millones de personas se dedican al comercio informal, señala un artículo sobre el tema publicado en el diario El País de España, la misma fuente señala que el comercio informal representa el 56% de la economía según el Instituto Nacional de Estadística de este país. Está integrado por personas que trabajan por cuenta propia a través de negocios de comida, venta ambulante o prestación de servicios, La mayoría de estas personas viven al día con lo que ganan y no tienen acceso al servicio de salud pública. Su actividad genera el 22% del Producto Interno Bruto del país de los mariachis. La economía informal ha adquirido una especial importancia con la crisis que atraviesa México en estos momentos, por el descenso del precio del petróleo y el freno a la manufactura, pues la informalidad actúa como un amortiguador de la crisis. Debido a la caída de las ventas por la cuarentena la actividad de los informales ha sido afectada, por lo que el gobierno ha aprobado un millón de microcréditos para estos pequeños negocios. Quedarse en casa por la cuarentena no es una opción para estos trabajadores y así lo afirma una vendedora de frutas en una entrevista citada en el artículo mencionado : “no podemos estar en cuarentena, sino podemos trabajar en esto tendremos que buscarlo por otro lado” [El País (a)]. Esto probablemente explique la resistencia del presidente López Obrador a implementar una cuarentena de forma compulsiva.

En Venezuela se presenta una situación similar a la de México, un reportaje del mismo diario estima que más del 60% de los venezolanos dependen de la economía informal la cual se ha visto afectada por la cuarentena que ha reducido sus ingresos. No pueden parar pues viven al día de ingreso que le genera esta actividad. Debido a ello el incumplimiento de la cuarentena en las zonas populares es muy alto. En la prensa nacional e internacional se reporta como en las barriadas populares de Catia y Petare, las áreas tradicionalmente dedicadas al comercio informal siguen repletas de comerciantes y de clientes, a pesar de la cuarentena. El reportaje citado señala el caso de “un policía con un megáfono en la redoma de Petare enfrentando la indiferencia de un mar de personas a las que le pedía volver a sus casas por la salud de todos”. La policía ha intentado desalojar a los comerciantes informales que vendían productos en la barriada de Catia, pero ello derivó en protestas de los afectados [El País (b)].

La cuarentena tiene fecha de expiración para los que laboran en la informalidad. En el reportaje mencionado se cita el caso de un mototaxista con capacidad de ahorro que logró acopiar una cierta cantidad de provisiones a fin de acogerse a la cuarentena, pero el trabajador señaló que ello le alcanza hasta el 13 de abril cuando termina la cuarentena, luego tiene que trabajar [El País (b)]. Ello parece ser una situación generalizada pues el presidente de Colombia Iván Duque señaló, en días pasados, que la cuarentena no puede prolongarse más allá del 13 de abril y que hay que aprender a convivir con el virus.

Ante esta situación se ha planteado, en Venezuela, la necesidad de instrumentar ayudas a las familias que dependen de la economía informal y a las más necesitadas, pero lo que se ha aprobado es un bono de 350. 000 bolívares que en la actualidad no alcanza para comprar un kilo de carne.

Incluso en los países más desarrollados la cuarentena está llegando a un límite, en Italia después de tres semanas de cuarentena las familias más pobres están al límite. Muchos negocios han cerrados y el desempleo se ha incrementado. Hay personas que se niegan a pagar en los supermercados y se perciben amenazas de saqueos y disturbios según un reportaje reciente del canal alemán en español DW.

Son necesarias medidas más focalizadas para incrementar la eficacia de la lucha contra el Covid 19. La organización mundial de la Salud ha aconsejado la realización de tests masivos para localizar a los contagiados, ponerlos en tratamientos y aislarlos. Según un reportaje de la BBC, la aplicación temprana de esta estrategia en Alemania es uno de los factores que explica el bajo índice de mortalidad por coronavirus en este país, frente a los casos de España e Italia. Esta estrategia enfrenta dificultades para su implementación por la limitada disponibilidad de máquinas utilizadas para estas pruebas, según el gobierno de Colombia. En Venezuela esa no parece ser la limitación pues Nicolás Maduro manifestó su disposición de regalarle algunas máquinas a Colombia, en solidaridad con el hermano país. Sin embargo señaló también que existen planes del gobierno para una aplicación masiva de los tests a la población, pero que ello se realizará en dos o tres meses. Aparentemente el gobierno considera que la instrumentación de la cuarentena ha sido un éxito y no cree necesario medidas adicionales.

Referencias:

El Pais. 2020 (a). “Sin ahorros ni provisiones: Venezuela en cuarentena”. El País 31 de marzo.

El Pais. 2020 (b). “O nos morimos del coronavirus o nos morimos de hambre, habrá que elegir una”. El Pais, 20 de marzo.

  Profesor UCV