La nota de prensa semanal

La alimentación de los escolares es cada día más deficiente

El Programa de Alimentación Escolar nació en 1949 con versiones tan distintas como el vaso de leche escolar o la beca alimenticia y fue relanzado en 1999 para no solo atender a las poblaciones más vulnerables sino como un programa para combatir la deserción escolar primero y luego como un “plan integral” dentro del subsistema de educación básica con componentes culturales y pedagógicos, cubriendo primero los planteles bolivarianos y luego todos los oficiales. Finalmente, se ha extendido a algunas instituciones privadas y subvencionadas, así como a la educación inicial.

A partir de 2015 se le cambio el nombre a Sistema Integral de Abastecimiento y Nutrición Escolar (SIANE) lo que no ha impedido su continuo deterioro.

En este momento en Aragua solo el 35 % de las escuelas (127) que deberían estar siendo cubiertas por el programa, lo están haciendo y esto ocurre en condiciones extremas de precariedad en cuanto a calidad y cantidad de los alimentos que reciben los escolares.

Los menús son  muy escasos, la cantidad y variedad de los alimentos y bebidas es muy limitada, la leche desapareció y está siendo sustituida por agua coloreada y azúcar, su suministro diario no está garantizado y dichos menús son consumidos por los escolares en las condiciones muy deficientes en la que se encuentran las instalaciones docentes, sin lugares diseñados para tal fin, ingeridos en el mismo pupitre donde se sientan para recibir las clases y en la mayoría de las veces, sin platos, ni cubiertos.

A la falta de alimentos se une el deplorable estado físico de las instalaciones y la escasa dotación de elementos de apoyo docente y de servicios, situación a la que contribuye de manera muy significativa el vandalismo que azota a todas las unidas educativas en el estado Aragua.

Desde el Colegio de Profesores del Estado Aragua y aprovechando la vocería que nos facilita Aragua en Red queremos reclamar el rescate de este importante programa, fundamental para poder tratar de compensar las desigualdades de los escolares ante el acto educativo, mediante la indispensable contribución que significa el estar convenientemente alimentados.

Presidente del Colegio de Profesores del Estado Aragua