Las opiniones de Benarroch (12 de julio 2022)

UNOS SI Y OTROS NO

Felicito al Ministerio Publico por el esclarecimiento del caso Carlos Lanz. Estoy seguro que iniciaron la investigación pensando que el secuestro o desaparición de Lanz era obra de la derecha nacional o internacional, de la CIA o gobierno de Estados Unidos, del MOSAD (servicio de inteligencia israelí) o de otro grupo “anti revolucionario”.

En la medida que avanzaba la investigación se percataron que todo tenía su origen en un complot organizado y dirigido por la esposa de Lanz, dirigente del PSUV y directora del INCE de Aragua, que con la colaboración activa de famosos delincuentes y amigos “íntimos”, muy íntimos, perpetraron el secuestro y horrendo asesinato de Lanz, pero era tarde para paralizar la investigación, mucha agua había pasado y mucha gente informada.

Todo ello provocó que el Fiscal General de la Republica apareciera en los medios de comunicación social del país dando detalles del horrendo secuestro y crimen y estableciendo responsabilidades en la esposa del asesinado y en trece de sus delincuentes amigos.

Dicho esto pregunto: ¿Por qué no ha ocurrido lo mismo, el esclarecimiento, con otros casos que también han causado alarma y preocupación nacional?, por ejemplo, el caso de El Junquito donde con un misil destrozaron una casa y asesinaron a Oscar Pérez y a sus siete acompañantes, entre ellos una mujer en estado de gravidez, después de haberse rendido con las manos en alto. No satisfechos fueron a la vivienda destruida y le propinaron un tiro de gracia a todos, algunos aún con vida.

Otro caso, el del Capitán Rafael Acosta Arévalo, que presentaron al juez en silla de ruedas y éste al verlo ordenó su inmediata reclusión en un hospital donde muró producto de los traumatismos recibidos en la tortura que no le dejó hueso ni músculo sano. El caso del General Raúl Isaías Baduel que muere en un calabozo en circunstancias no aclaradas. El caso del diputado Robert Serra, dirigente del PSUV, que fue encontrado muerto en una extraña casa en condiciones nada ordinarias. El caso del concejal de Caracas Fernando Albán que fue lanzado al vacío desde las instalaciones del SEBIN donde estaba preso, se inculpó a dos policías como autores materiales, pero no la autoría intelectual del macabro suceso, alguien impartió la funesta orden. Los detenidos por este caso han sido amenazados que si hablan correrán la misma suerte del concejal.

Los casos señalados, y no esclarecidos, son un pequeño ejemplo de los muchos que existen, pero suficientes para concluir que este régimen sólo investiga a quien les interesa; los demás los desecha, máxime si están comprometidos adeptos. Para este régimen la justicia es una liga que se estira o encoge de acuerdo con sus intereses. Esto que un caso se investigue y se llegue a sus últimas consecuencias y otros no y se archiven y escondan, es la manera de operar de este totalitario régimen populista.

11 de julio 2022

A NUESTRA FUERZA ARMADA

Esta nota no persigue desestabilizar al régimen y menos es un llamado a la insurrección armada, soy un profundo convencido y practicante de las bondades democráticas y por ello me dirijo a ustedes. Esta inquietud sólo persigue recordar el sagrado deber que nuestra Fuerza Armada tiene contraído con la Patria y con cada uno de nosotros: Preservar nuestra integridad territorial, defender y preservar la soberanía nacional y cumplir y hacer cumplir nuestra Constitución y leyes de la Republica.

El origen democrático de este régimen aún está en discusión, pero lo que está sumamente claro es que su desempeño está al margen de los postulados de la democracia y es violatorio de las más elementales normas constitucionales y legales que ordenan y limitan su acción.

En lo político existe una permanente persecución, encarcelamiento, tortura y hasta asesinato a la disidencia y a quien no es incondicional al régimen se le niega el pan y el agua; en lo económico estamos en medio de la peor crisis que recordemos que ha empobrecido a todo el pueblo, sembrado hambre generalizada y pulverizado nuestro signo monetario; en lo social peor no podemos estar con una sociedad descompuesta y desorganizada preocupada permanentemente cómo subsistir mañana y con servicios públicos como nunca deficientes, todo producto de una nefasta gestión oficial.

Ante esta gravísima situación, nuestra Fuerza Armada debe tener una palabra que tiene que apuntar al respeto de la Constitución y al clamor popular. Días atrás cuando se intentó convocar el Referendo Revocatorio del mandato de Maduro y así conocer la opinión popular, fue brutalmente boicoteado y saboteado por el régimen al extremo que lo hicieron imposible, en abierto y flagrante desconocimiento de la disposición constitucional.

Esto ha ocurrido ante nuestros ojos y ustedes como buenos observadores deben haberse informado. Si entre sus deberes está el cumplir la Constitución y hacerla cumplir, están emplazados a cumplir con fidelidad está sagrada obligación para que el régimen se encause en los canales democráticos de donde nunca ha debido separarse.

Si esta palabra, que por amor y respeto a la Patria deben tener, se cumple, el pueblo entero se los agradecerá y reconocerá y puede ser el inicio de recobrar el respeto y confianza del país en su gente de uniforme.

10 de julio 2022

EN DEMASÍA

En lo últimos días han ocurrido tantos hechos y nos hemos informado de algunos, todos generados por el régimen o atinentes a él, que nos atiborran de asombro, alarma y preocupación.

La inasistencia, hasta ahora sin explicación, de Maduro a la celebración oficial de los actos conmemorativos del aniversario de la firma del acta de nuestra Independencia, realizados en la Asamblea Nacional y el desfile militar en el Paseo de los Próceres de Caracas; el carnavalesco muñeco “súper bigote”, protagonista del desfile militar señalado; la ratificación del General Padrino López como Ministro de Defensa, no existe en la historia del país alguien que ocupara por tanto tiempo ese despacho; los ascensos militares, que según fuentes confiables y bien informadas obedecieron más a la incondicionalidad al régimen que a méritos militares; el horrendo caso de la desaparición de Carlos Lanz, su desenvolvimiento macabro y establecimiento de responsabilidades; la arbitraria detención de dirigente sindicales y de ONGs; Venezuela será transformada en escenario para prácticas militares de Rusia e Irán; la denuncia de horribles mecanismos de torturas en las mazmorras de la Dirección General de Contra Inteligencia Militar (DGCIM); el caso del comandante Igbert Marín Chaparro que tiene cuatro años de encierro en los centros de tortura del régimen, por haber denunciado las pésimas condiciones en los cuarteles y la elevada inmoralidad; y seguramente se me escapan otros más, por tenerlos ocultos o no estar informado.

Las vitaminas cuando se consumen de una manera adecuada y equilibrada le hacen bien al organismo, pero cuando se abusa por exceso de su consumo puede producir una intoxicación que se llama vitaminosis. Recibir tanta información, tan mala y en corto tiempo, puede producir “informanosis”, valga el término, que es el exceso de información que siendo mala perturba nuestro temperamento.

Esas informaciones malas y malévolas debemos procesarlas para reafirmarnos en donde estamos, pero también deben ser estímulos para ahondar en la lucha que adelantamos para salir cuanto antes de lo que desgraciadamente aún tenemos. Pronto llegará el momento en que se acaben los súper bigote en los desfiles militares, las ausencias indebidas y sin explicación del Presidente de la Republica en los actos patrios, que los ascensos militares respondan exclusivamente a méritos castrenses y no a incondicionalidad a personas, que no exista tortura ni persecución y que la corrupción desaparezca.

Todo será muy distinto cuando recibamos la grata y esperada noticia: ¡SE FUE EL RÉGIMEN, HAY UN GOBIERNO NUEVO Y DISTINTO! Ese día, estoy muy seguro, pronto llegará y lo viviremos cargados de alegría, entusiasmo, felicidad y esperanza en que todo será muy distinto y mucho mejor.

9 de julio 2022

EL POPULISMO

El populismo es una tendencia política que pretende atraerse a las clases más necesitadas y marginadas y algunas veces cautiva a desinformados e ingenuos. Su origen está en el movimiento ruso del siglo XIX llamado "narodnismo" que se traduce al español como populismo, es decir, ir al pueblo para conquistarlo valiéndose de cualquier medio, generalmente de la falsa promesa y el engaño.

Podemos afirmar por lo vivido que estamos en presencia de un régimen totalitario populista, y de un populismo punitivo que promueve la persecución, encarcelamiento, tortura, aplica penas crueles y asesinato de la disidencia. En esta acción están comprometidos todas las ramas del Poder Público nacional, utilizan para ello la manipulación de los medios de comunicación social y el estímulo de las emociones más primitivas.

El populismo busca partir el país en dos, por una parte, el pueblo y por la otra el anti-pueblo donde está la oligarquía, los traidores a la Patria, la burguesía, la derecha salvaje, los escuálidos y los empresarios explotadores. Cuando no existen tales enemigos los crean, promueven e inventan tanto en el país como fuera de él. En medio de esta dicotomía establece toda una estrategia para sembrar odio y rencor del pueblo contra el anti-pueblo. Promueve el líder único que crea y hace todo y es el gran sanador de todos los males y el perdonavidas. Con el ánimo de satisfacer medianamente las exigencias populares de cualquier índole aumenta los impuestos y endeuda al país.

En el caso nuestro no es posible aumentar el endeudamiento que es ya exorbitante, porque este régimen tiene cerradas todas las puertas de financiamiento, les queda Rusia y China que revisan su posición y los ingresos por la venta de petróleo han bajado estrepitosamente por la quiebra de PDVSA debido al brutal manejo que la sometieron.

Ellos no son culpables de lo malo que ocurre, toda la culpa es de los enemigos internos y externos (EE.UU. Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial de Desarrollo, Banco Interamericano y la derecha mundial), vale decir, del anti-pueblo.

El populista es un demagogo por excelencia, exalta a quienes lo escuchan con halagos y falsas promesas que en el momento son bien recibidas pero muy difícil, muchas imposibles de cumplir. Utiliza procedimientos fantasiosos para convencer al pueblo y convertirlo en instrumento de sus bajas pasiones y propia ambición.

La extrema tensión que confrontamos los venezolanos es caldo de cultivo para la demagogia que con frecuencia es utilizada por los radicales de lado y lado. Cuidémonos de ambos que nos empujan a un futuro incierto.

El populista es un mentiroso contumaz que pretende con la falsedad obnubilar al pueblo y convertirlo, como hemos dicho, en instrumento de sus obscuros intereses personales que generalmente buscan el enriquecimiento ilícito a expensas del poder, a expensas de los reales de todos. Busca el poder para desde allí dar rienda suelta a sus perversos intereses y se aglutina con sectores afines para estructurar un club de facinerosos y cómplices.

El populismo y la demagogia van de la mano, la segunda es consecuencia de lo primero o lo provoca. En América Latina hemos tenido presidentes extremadamente populistas, citó solo dos ejemplos: Juan Domingo Perón, el siglo pasado en Argentina que le hablaba a sus "descamisados" de amor y solidaridad con la promesa de vivir mejor y Hugo Chávez en el presente siglo en nuestro país. Dicen lo que el pueblo quiere escuchar y no lo que debe oír.

Juegan con la buena fe de la gente que creyendo en sus halagos y promesas los sigue y acompaña. Son verdaderos encantadores de serpientes. El tiempo los descubre y quita la máscara cuando llega la hora de los resultados.

Chávez ofreció progreso, paz, inclusión, y dijo nunca ser comunista. Pues destrozo el país, inició la quiebra de PDVSA-la cesta de los huevos de oro-, regalo a diestra y siniestra el dinero de todos tanto adentro como afuera con el interés de comprar voluntades, la mentira y falsedad le brotaban por los poros y terminó en los brazos de Fidel Castro que lo manejó a su antojo. Cuidado con el experto en vender ilusiones que no son otra cosa que eso, ilusiones. Ellos para llegar y luego mantener el poder ofrecen villas y castillos, ofrecen corrección que nunca cumplen porque no está en su ADN.

Oído al tambor, este es un régimen totalitario, populista y como tal demagogo, ofrecerá, Cristo en mano, rectificación y enmienda y volverá a vender ilusiones. Se han mantenido con pan y circo, mucho pan para pocos y algunos mendrugos para el resto. El problema que les angustia es que ya no tienen dinero para el pan y que los payasos del circo se fueron, unos porque se percataron que el espectáculo es malévolo y otros porque no le pagaron. Ya los animales tampoco están, unos murieron de inanición y otros huyeron despavoridos. Solo quedan los dueños del circo y la carpa cada vez más dañada y con la base de sustentación resquebrajada, casi inexistente, solo un artefacto de plomo la mantiene en pie que de seguro ante la multitud también se apartará o se pondrá a su lado.

Terminemos de desmontar esa carpa sucia y maloliente y los dueños saldrán corriendo como los payasos y animales, solo falta empujar todos y hacerlo ya con mucha fortaleza.

8 de julio 2022

LA POBREZA

La pobreza es un estado de no poder satisfacer las necesidades materiales básicas y elementales para una vida digna, ella se produce por carecer de los recursos económicos necesarios. La pobreza material además de producir agotamiento físico puede traer desesperación y angustia que a su vez pueden generar severos trastornos de conducta. La carencia de alimentación adecuada, de vivienda, educación, asistencia a la salud, de luz, agua, gas doméstico, de vestido y calzado es pobreza. El no poder satisfacer todas esas necesidades, lo digo bien, todas, es pobreza.

En Latinoamérica el nivel de pobreza es muy preocupante y en nuestro país es alarmante; somos de los primeros en el mundo con hambre y miseria. Más del 80% del país se encuentra en estado de pobreza, la mayoría en situación crítica, que son los que no pueden ni medianamente adquirir la cesta alimentaria.

Este dantesco panorama se presenta luego de ser el país más rico de Sur América. Los últimos veinte años de gobierno, o desgobierno, han incrementado el nivel de pobreza del pueblo venezolano hasta traernos a esta desastrosa y angustiante situación que soportamos. El empobrecimiento de la población es general, toca todos los niveles del país, todos los estratos han sido afectados negativamente con el agravante de quién era pobre, ahora está prácticamente en la indigencia. Dolorosamente ha aparecido un sector que se desenvuelve en la basura y lo vemos en quienes recurren a los desechos para conseguir algo de comer, son ellos los que están en pobreza atroz.

Esta inquietante y penosa situación es consecuencia de una pésima y desastrosa administración pública que algunos dicen es por falta de capacidad e idoneidad y otros aseguran que es política pensada del régimen, con la pretensión de amarrar por el estómago a la gente y hacerlas cada vez más dependientes de sus dádivas  a la que llama misiones, bonos o cajas clap. Todo ello está enmarcado en lo que Fidel Castro instruyó a Chávez que su sucesor ha profundizado. La idea no es luchar para el que está abajo suba, no, lo que se busca es que el que está arriba baje y tenernos a todos en el sótano esperando la "caridad" oficial.

Cuando Giordani era Ministro de Planificación y Desarrollo del régimen y como tal, presidente del gabinete económico, era presidente de PDVSA el General Guaicaipuro Lameda . Este último planteó en reiteradas ocasiones, en las reuniones de dicho gabinete, la necesidad de abordar el problema de la pobreza nacional, hasta que Giordani lo llamó aparte y le dijo que a la revolución le interesaba mantener los niveles de pobreza y si era posible aumentarlos para poder afianzar el proceso revolucionario incipiente. Así pues que la conseja de Fidel Castro es la que se sigue al pie de la letra. Días después el General Lameda renunció al gobierno y hoy es una destacada voz de oposición.

La política que debe ser una incesante lucha por alcanzar el Bien Común a ellos le resbala . Se dedicaron a destruir el país y empobrecernos a todos, ya no sólo por la vía de carecer de recursos económicos sino que también los servicios públicos como la luz, el agua, gas doméstico no los niegan o racionan en términos insoportables .

Un país donde se requiere de veinte salarios mínimos para poder atender las necesidades básicas y elementales no puede estar bien, el grado de insatisfacción y angustia es muy alto y generalizado.

Mientras exista pobreza no hay Bien Común y en un político digno y auténtico no puede haber tranquilidad. La lucha que desarrollamos es por el bien de todos, pero particularmente por quienes se encuentran en estado de pobreza. La inmensa mayoría de las familias alcanza más o menos comer algo mediante remesas que parientes y amigos envían desde el exterior, con el sueldo mínimo, quien tiene trabajo, es imposible subsistir. Quienes están en el régimen han demostrado hasta la saciedad que para nada les importa la felicidad del pueblo y desea constreñirnos cada vez más para hacernos dependientes de sus decisiones. Ellos están en las tinieblas, donde desean llevarnos a todos y nosotros somos amigos de la luz que siempre triunfará.

Con hidalguía, fortaleza e inagotable voluntad continuemos solidariamente en la lucha que Dios y la Patria nos lo reconocerá. Tener un pueblo empobrecido es sumamente preocupante, tenerlo en situación crítica es criminal y alarmante. Antes de hablarle al país de los valores democráticos es necesario plantearle un programa como superar su estado de pobreza. No pretendamos que nos escuchen con hambre. Este régimen no tiene ningún interés que el pueblo venezolano tenga valores y nuestra lucha es para rescatarlos y reafirmarlos y ello pasa por tener un mínimo de las necesidades materiales satisfechas.

8 de julio 2022