Las opiniones de Benarroch (16 de agosto 2022)

UNIÓN Y MÁS UNIÓN

En enero de 1958, el pueblo venezolano particularmente el caraqueño, decidió lanzarse a la calle conjuntamente con la mayoría de nuestra Fuerza Armada, para quitarse de encima el régimen dictatorial y despótico que negaba todos los derechos políticos y ciudadanos, que perseguía como a animales, encarcelaba, torturaba y hasta mataba a quienes se les oponían y como si fuera poco. se desenvolvía en un mar de corrupción, haciendo uso de los recursos públicos para satisfacer sus ansias personales de riqueza.

En este momento están planteadas en nuestro país, lo sufrimos a diario, las mismas razones que provocaron aquel alzamiento, agravadas y profundizadas de manera exponencial en sumo grado, pero le agregamos el empobrecimiento general de la población, el hambre también generalizada, la terrible inseguridad pública, personal y de bienes, la ausencia de trabajo digno, la hiperinflación jamás vivida que nos acogota a todos y retrotrae al país a épocas que pensábamos superadas y una ineficacia en el manejo del Estado asombrosa y sin precedentes. Tendríamos que añadir la grosera entrega de nuestro territorio como el caso del Esequibo, la reciente cesión de un millón de hectáreas de tierras cultivables a Irán y la concesión a Estados extranjeros para que exploten nuestras riquezas preciosas y estratégicas como los casos del uranio, coltán, oro, diamante, bauxita, hierro y cobre.

Si por menos razones en 1958 el pueblo se tiró a la calle con valentía y coraje y no la abandonó hasta que la dictadura se fue, ¿qué ocurre hoy que, con esta inmensa montaña de razones, permanecemos como estáticos e indiferentes? Estoy seguro de que vamos a explotar, esto no es resistible, y puede ser con una inmensa sublevación popular que le ponga final a esta terrible tragedia que destroza el país y tanto daño nos causa a todos. Pero lo que queremos es que nos pongamos de acuerdo toda la oposición unida para que nuestra reacción sea cuanto antes, no podemos ni debemos esperar que pase más tiempo de sufrimiento, limitaciones y persecuciones.

“El pueblo unido nunca será vencido”, una gran consiga y una gran verdad. Somos un pueblo valeroso heredero de la sangre de nuestros héroes libertadores, nos falta unirnos para entre todos solucionar la dramática crisis que padecemos. La UNIÓN Y MÁS UNIÓN debe ser lo que mueva nuestra acción, debemos empeñar toda nuestra voluntad y decisión en lograr cuanto antes la unión de todos los venezolanos que aspiramos cambio radical ya.

La UNIÓN está bendita por Dios y para ello se ha creado la Plataforma Unitaria donde debemos estar todos los que queremos solucionar cuanto antes lo que tenemos y conquistar el país deseado, donde podamos vivir en paz con bienestar, progreso y felicidad. Abracemos de todo corazón a la Plataforma Unitaria que fue creada para lograr la Patria que todos deseamos y anhelamos.

16 de agosto 2022

ARTICULO 13 CONSTITUCIONAL

El articulo 13 de nuestra Constitución es el siguiente: “El territorio no podrá ser jamás cedido, traspasado, arrendado, ni en forma alguna enajenado, ni aún temporal o parcialmente, a Estados extranjeros u otros sujetos de derecho internacional”. Más claro no puede ser, no admite otra interpretación.

Como nos enteramos, el pasado 28 de julio Maduro anunció la cesión a Irán de un millón de hectáreas de tierras cultivables de nuestro territorio, lo que fue confirmado por el régimen iraní. Esta cesión constituye una flagrante violación a lo dispuesto en el articulo 13 de nuestra Constitución citado al principio. Esta cesión, sumada al convenio de explotación de materiales radioactivos y preciosos como el uranio, torio, oro, cobre, diamante, coltán, hierro y bauxita, es una secuencia de la conducta entreguista de este régimen a Estados extranjeros, cuyo inicio se configuró con la firma del convenio petrolero con Cuba.

El arco minero, donde se realiza una brutal explotación que afecta de gravedad a nuestro ecosistema y es vandalismo contra nuestras riquezas y ahora la cesión de parte de nuestro territorio a Irán, son actos de enajenación masiva de nuestros bienes, violatorios groseramente de nuestra Constitución.

Puesto que este régimen no va a rectificar y no hay Poder Público que ponga las cosas en orden, todos les son rastreramente incondicionales y obedientes, se hace necesario y urgente denunciar por ante organismos internacionales, de manera especial ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas, la abierta y grotesca violación de derechos fundamentales y la inaceptable enajenación de nuestro territorio y riquezas.

El articulo 13 citado es absolutamente claro y diáfano: “El territorio no podrá ser JAMÁS (mayúsculas sostenidas nuestras) cedido ni de forma temporal o parcialmente a Estados extranjeros…”. Seguro estoy que Maduro, como no conoce nada de las cosas atinentes al Estado, desconoce este articulo constitucional o conociéndolo se atreve a violarlo con descaro y desfachatez, pensando que el resto de los poderes públicos (Asamblea Nacional, Tribunal Superior de Justicia y Procuraduría y Contraloría generales) que les son incondicionales, sumisos y entregados, no le harán observaciones.

Cuando escribo esta nota, ninguno de ellos se ha pronunciado, se mantienen en un silencio e indiferencia cómplices de este atropello y de espalda al interés nacional; ello no nos debe extrañar, pues esa ha sido siempre su conducta. Por otras vías debemos llegar a los organismos internacionales para denunciar esta nueva monstruosidad.

15 de agosto 2022

EL TEMA SOCIAL

La inmensa crisis y desorden que confronta el país y con él, nosotros, es política, económica y social, también cultural y lo que no es menos grave, moral. De estos aspectos, trato de desarrollar muy lacónicamente en esta nota lo social.

Han pasado 22 años de este régimen que sin lugar a dudas, lo vivimos a diario, que han afectado muy severamente de una manera negativa y brutal, nuestro desenvolvimiento social, con el agravante que quienes han nacido en ese tiempo, es una juventud poco dada a la lectura y a la formación en cuanto a tema atinentes a la Republica.

Una buena parte de esa juventud cumple con sus compromisos de estudios y otra trabaja para colaborar con el ingreso familiar y poder paliar, aunque sea en parte, el drama que se sufre. El país está hundido en la pobreza y el hambre, pocas familias disfrutan de una dieta alimentaria como debe ser, algunos estiman es el 10% del pueblo, y no tiene voluntad y espacio para la formación, la lectura, el estudio y el afianzamiento de valores fundamentales en la vida, el tiempo transcurre en buscar que comer.

Entonces copiamos y actuamos en función de lo que vemos y vivimos a diario, hacemos juicios por lo que observamos y lo que vemos es todo contrario a una sociedad bien equipada de valores. Esta situación es sumamente grave para nuestro presente y porvenir inmediato porque en nada colabora y peor, crea rémoras para alcanzar el desarrollo integral del país.

Creo que lo político, con elecciones generales higiénicas y como tal aceptables, es superable en muy corto plazo y lo económico, sostengo que al paso de dos o tres años, con un gobierno decente, de servicio e inteligente, podemos estar colocados en vías de superar los males que afrontamos y empezar el camino del desarrollo integral. Lo social nos llevará mucho más tiempo porque el mal es general y muy hondo.

Este régimen ha llenado, hasta más no poder, a nuestro cuerpo social de odios, rencores, enfrentamientos infundados y venganzas que son elementos inmensamente perjudiciales para convivir en paz y armonía y hay quienes tienen ese casete entre ceja y ceja que debemos desmontar y sacar para siempre; ello no es ni será tarea fácil.

La dedicación que debemos empeñar en resolver este gravísimo inconveniente social que tenemos es de todos, pero particularmente será del nuevo gobierno que debe trazar las líneas maestras necesarias y dar testimonio con su conducta de ciudadanía, que veamos en los gobernantes muy buenos ejemplos a seguir.

Ningún pueblo supera sus males y se desarrolla en medio de una sociedad descompuesta y profundamente afectada negativamente; si queremos bienestar, felicidad y prosperidad debemos tener una sociedad formada, con valores bien colocados e higiénica.

14 de agosto 2022