Las opiniones de Benarroch (19 de julio 2022)

EL COMUNISMO

El comunismo es una doctrina política, económica y social en la que no se contempla la propiedad privada y propugna una igualdad de clases, los medios de producción están todos controlados por el Estado que distribuye los bienes a su antojo. Plantea el llamado "determinismo histórico" que consiste en que la sociedad fatalmente llegará al comunismo por la dinámica social.

Estratégicamente empiezan por localizar la crisis y profundizarla; donde no existe la crean. En medio del desastre te ofrecen soluciones de igualdad, soberanía y lucha contra quienes son culpables de tu malestar. Más adelante cuando se instalan en el poder, recurriendo a cualquier medio: la mentira, la guerra de guerrillas, la insurrección, la demagogia, el populismo, la negación de lo que son etc. etc, dividen la sociedad en explotadores y explotados.

Los primeros son los dueños o clase gerencial de las industrias y comercios -altos, medianos o modestos-, los segundos son el pueblo trabajador que recibe una remuneración por su prestación de servicio. Luego desde el Estado se realiza una campaña para convencerte de la necesidad de revelarte contra tu explotador que te tiene vilmente como esclavo y así nace lo que ellos llaman "la lucha de clases": oprimidos contra opresores. Siempre triunfan los oprimidos e instalan la "dictadura del proletariado". A todas estas el Estado a expropia por la vía de la confiscación sin contraprestación alguna a todos de todo, nadie es dueño de nada y todo está en manos del Estado. Quien tenía algún bien en propiedad le fue confiscado y quien no tenía algo no podrá tenerlo.

No existe ningún país en el mundo donde este sistema se traduzca en felicidad, prosperidad y bienestar del pueblo, al contrario, se agudizan los sufrimientos y se agrava toda la economía y sociedad con el drama que también te arrebatan la libertad y solo importas en la medida que estés en condiciones de producir lo que el Estado te ordena. Evidentemente un desconocimiento bestial de tu dignidad como persona humana.

Al desconocer tu dignidad pasas a ser una masa ósea cubierta de carne apta para asumir la tarea que el Estado te indique. No existen valores ni principios más allá de lo terrenal. Eres una pieza más del engranaje que mueve la maquinaria del Estado. Los limitados derechos que tienes son los que el régimen te reconoce y siempre todo en función de los dictámenes de la "Nomemklatura", que es la clase privilegiada y dominante que maneja todos los hilos del poder.

Para ellos hay de todo, hasta para satisfacer los gustos más exquisitos y disfrutar de los mejores manjares y mansiones como vivienda, mientras al pueblo solo le corresponde atender su alimentación de acuerdo a lo previsto en la boleta de racionamiento. Expandir la pobreza que llega al estado de miseria para manejar al ciudadano por el estómago y por sus necesidades fundamentales, es práctica diaria del comunismo. El Estado es quien te da alimentación, educación y atención a tu salud. No eres dueño ni siquiera de ti, tu amo y propietario es el Estado.

Ante la irrebatible historia y los hechos, los comunistas se han visto obligados a algunas revisiones en lo material (Eurocomunismo, nacido a inicios de la década de los setenta del siglo pasado en Italia, Francia, Portugal y España), el reconocimiento a lo sobrenatural sigue proscrito y perseguido. Como para el comunismo no existe alma ni espíritu, el ser humano solo es materia y por lo tanto quienes abordan el tema más allá de lo orgánico y físico son calificados de farsantes y como tal perseguidos, encarcelamos y hasta asesinados en nombre de la revolución. Bien lo dijo Carlos Marx : "La religión es el opio de los pueblos" .

Para bien de la humanidad son muy pocos los pueblos sojuzgados por este siniestro régimen que se sostiene con un fuerte y criminal control que el gobernante mantiene sobre la totalidad de la ciudadanía, cada manzana, cada cuadra tiene un caporal que vigila día y noche a quienes tiene en su zona y da cuenta al Estado de todos los movimientos. Tú no sabes si tu amigo lo es de verdad o es quien te vigila. Ello va sembrando desconfianza generalizada y crea una sociedad donde no se puede coexistir con armonía, donde hasta la posibilidad de soñar la pierdes y menos aún si logras soñar ver realizado tu sueño.

Contra esta deshumanización es nuestra lucha que nunca termina, la tarea por la libertad, la justicia, La Paz y la dignidad de la persona humana es de atención diaria y para y por siempre. El gran escudo para proteger los principios y valores humanos es la formación y la información. Estemos siempre atentos porque todos los días hay acechanzas.

A quienes se definen como comunistas o creen en esos principios, es bueno recomendarles, como dice Mario Vargas Llosa, que " disfruten" de la abundancia de bienes y del salario venezolanos y cubanos, de la justicia China y de la libertad de Corea del Norte.

18 de julio 2022

INCONGRUENCIA

La congruencia es la relación coherente entre varias ideas, acciones o cosas. Es la correspondencia de los hechos con las palabras. Este régimen, además de ser inmensamente malo, ineficaz, inexperto, indolente, destructor de lo bueno y maltratador, es también absolutamente incongruente y como tal desleal y traicionero.

Cito un solo ejemplo, el uso y abuso que hacen del nombre y memoria de nuestro Libertador Simón Bolívar. Se dicen bolivariano y todos pensamos que era por adhesión a los ideales y principios del Libertador, pero nos equivocamos, es por el amor desmedido a nuestro signo monetario que buscan por las buenas y por las malas, corrupción mediante. Bolívar, entre tantas cosas, dijo: No es bueno que un hombre o sector se mantenga por tanto tiempo en el poder, pues se acostumbra a siempre mandar y el pueblo a obedecerle. También dijo, “Los militares son para defender la Patria, no para gobernarla”, “Moral y luces son nuestras primeras necesidades”, “El mejor gobierno es aquel que le da al pueblo la mayor suma de felicidad posible”, y podemos seguir citando su pensamiento e ideas.

¿Cuál de los señalados cumple el régimen?, pues ninguno, son exactamente lo contrario al pensamiento de Bolívar. Además han abusado y ofendido su memoria sacando sus huesos del sarcófago que los guarda, con fines absolutamente inconfesables, muchos afirman que lo hicieron para realizar un ritual macabro. Han entregado la réplica de la espada del Libertador a los más inmundos dictadores y negadores de la dignidad de la persona humana. Acá, hace algunos meses, le fue entregada a Diosdado Cabello por Freddy Bernal ¿Qué cualidad tiene quien la entregó y cuál quien inmerecidamente la recibe?

Así juegan con el nombre del Libertador y elementos que él usó. Eso es otra manera de burlarse del nombre y memoria de quien nos dio la independencia y soberanía. Pero además también se llaman marxistas, siendo Carlos Mark quien peor ofendió a Bolívar, lo trató de “Campeón de las derrotas” y lo llamó “Vil y cobarde que victorean como a un Napoleón” y estos señores se dicen con orgullo amantes del marxismo. Sé es una cosa o la otra (bolivariano o marxista) pero las dos a la vez no, sería propio de ignorantes, es creer en Dios y rasgarse las vestiduras por Él y simultáneamente adorar a Lucifer.

La memoria de nuestro Libertador no debe ser tratada por gente indolente e irrespetuosa que la usan como consigna populista para atraer a incautos y halagar a la Fuerza Armada que debe ser de corazón y convicción efectivamente bolivariana.

Simón Bolívar es un paradigma no solo para nosotros y para los pueblos que libertó, lo es para el mundo entero que lo incluye en los hombres más importantes de la humanidad. Estamos en el deber de exigirle al régimen respeto al nombre y memoria de nuestro prócer que ocupa las principales páginas de nuestra historia y de América. Ojalá puedan comportarse como él lo dijo, como se comportó él y se aparten de la incongruencia, deslealtad e inconsecuencia rayana en la deshonestidad.

18 de julio 2022

MÁS SOBRE LA MUSICA

Hemos dicho que la música es el arte de organizar una combinación coherente de sonidos (vocalizado o instrumental o la coordinación de ambos) respetando los postulados de la melodía, la armonía y el ritmo.

La música es muy amplia, diría casi ilimitada, va desde lo sublime hasta lo detestable, desde la alegría hasta la tristeza. Ella nos abraza, nos obnubila y transporta; nos retrotrae y nos hace llegar mentalmente a un tiempo o época pasada; nos ubica en el presente y nos proyecta hacia el porvenir como por arte de magia. Nos sustrae y coloca en otra dimensión donde la mente y el pensamiento empiezan a volar con inmenso empeño, bien por recordar el pasado, por disfrutar el presente o para proyectarnos hacia el futuro algunas veces cargado de fantasías y buenos deseos.

En la música cabe lo bueno y lo malo, lo agradable y desagradable, lo dulce y lo amargo, el amor y el odio, no tiene límites, se lo ponemos nosotros. Claro a todos nos gusta la melodía por lo menos agradable al oído y que nos despierte gratos recuerdos. La música hace a los feos bonitos, Agustín Lara, de rostro asimétrico, lo llamaban el flaco feo de oro, conquistó a mujeres de las más bellas de su época y cuando le preguntaron cómo lo había logrado, respondió, con la lengua y con la música.

La música nos carga de melancolía o nos provoca sobresaltos que nos pone en movimiento cortos y lentos o largos y rápidos. La música tiene la virtud de sacarnos del sitio y llevarnos a otra dimensión donde el pensamiento vuela. Disfrutar de un buen chinchorro, un buen libro, un buen vino, un buen tabaco, teniendo como fondo musical una agradable melodía, es un placer infinito, todo se combina para hacerlo especial. La música con instrumentos, con voces o con la participación organizada de ambos es algo excepcional que toca las fibras más íntimas del ser humano, hasta algunos animales son amaestrados con música.

Cada uno de nosotros lleva una música por dentro y se identifica con una en particular o con varias, entonces decimos: en esa canción estoy yo, esa canción es mía, bien porque nos trae recuerdos o porque nos llega a los oídos sus encantadoras notas rítmicas agradables y placenteras.

A la vida sin música le falta algo, le falta melodía y ritmo, le falta notas armoniosas, le falta una canción, en fin, le falta música.

17 de julio 2022