Las opiniones de Benarroch (21 de mayo 2022)

DERECHOS FUNDAMENTALES DEL HOMBRE

Entre los derechos civiles y políticos del hombre podemos destacar: el atinente a la vida, al honor, a la libertad, a la integridad personal. El derecho a la vida es el más importante, todos tenemos el de vivir libres y con seguridad, nadie puede ni debe privarnos de la existencia. Las violaciones a los Derechos Humanos se refieren a las acciones u omisiones del Estado y/o sus agentes que atentan, desconocen y afectan negativamente los contemplados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Amnistía Internacional considera que las principales causas de vulneración de los derechos son: el subdesarrollo, la pobreza extrema, la desigual distribución de los recursos, la marginación, la violencia étnica y civil y los conflictos armados. Por esas razones, sumadas a la predisposición de causar daño, se transgreden, quebrantan y violan las leyes o preceptos y se causa daño y perjuicio a las personas y a las cosas.

En la historia de nuestro país observamos transgresiones serias a los Derechos Humanos, pero nunca había ocurrido con tanta persistencia y sostenida como lo ocurrido en estas dos ultimas décadas. Al lado de la vulneración de expresarnos libremente, está la persecución, encarcelamiento, tortura y hasta el asesinato a la disidencia, a quienes discrepan y sostienen puntos de vista diferentes a los del régimen.

Cuando  se hace difícil, muy difícil, adquirir los alimentos de la manutención diaria, bien por carecer de recursos económicos o simplemente porque no se consiguen en el mercado, todo ello provocado por las funestas políticas de este  régimen, se está atentando contra el derecho a la vida y también contra el de la libertad , porque ésta última se supone que es amplia y suficiente, solamente limitada por lo dispuesto en las leyes y la dedicación exclusiva a buscar cómo subsistir nos abstrae del disfrute pleno de libertad. También este régimen vulnera el honor cuando no cumple su deber de acuerdo a la moral e irrespeta el  de las personas y desconoce la dignidad de los seres humanos.

Estamos pues en presencia de un régimen totalitario que ha destrozado el país, transformando lo bueno en malo y lo malo en peor y violador pertinaz de los Derechos Humanos.

Actualmente este régimen está siendo investigado por delitos de lesa humanidad por la Corte Penal Internacional, creada en 1998 según el Estatuto de Roma y dotada de competencia para conocer y juzgar a los responsables de crímenes graves para la comunidad internacional. También la Dra Michelle Bachelet, Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, ha presentado informes donde consta la dolorosa y lamentable situación en que nos encontramos, estuvo en Caracas y personalmente la vivió. Estos informes han sido actualizados con más violaciones y desconocimiento de principios civilizados para una buena convivencia.

Karim Khan, Fiscal Jefe de la Corte Penal Internacional, trabaja en la actualidad en un proceso de investigación sobre la vigencia o no de los Derechos Humanos  en nuestro país y todo indica que llegará a la verdad. Esperemos los resultados de su investigación que los expresará en su respectivo informe, seguramente serán condenatorios, son inminentes los hechos que no admiten pruebas en contrario. El régimen se prepara desde ya para desacreditar al Fiscal Jefe, porque sabe de sus graves desafueros serán seriamente cuestionados y penados. Amanecerá y veremos.

18 de mayo 2022

JOE BIDEN Y VENEZUELA

Los Estados Unidos de Norte América (EE.UU.) es la primera potencia mundial y como todos los países del mundo, se mueve en el concierto de las relaciones internacionales en función de sus interés y muy lamentablemente no obedece a principios de ninguna índole. Debemos sospechar que  "no da puntada sin dedal". Todo lo calcula y tiene previstas las consecuencias de sus acciones. Los EE.UU. no dan pasos que no favorezcan sus propósitos y objetivos.

Si ha sido, hasta ahora, muy solidario con la oposición venezolana, especialmente con Guaidó, es porque le interesa sobremanera tener en Venezuela un país con un gobierno amigo con el que se pueda entender política  y económicamente, máxime cuando somos aún un país  con  infinitas riquezas naturales y que ocupa en la geopolítica mundial un lugar privilegiado desde el punto de vista estratégico con su más alto significado.

Últimamente el gobierno de los EE.UU., tal vez partiendo del hecho cierto que con la estrategia de sanciones no ha logrado derrocar a Maduro y después de tantos años tampoco en Cuba ha logrado lo que tiene propuesto, ha decidido NEGOCIAR con el régimen totalitario que tenemos con el propósito de encontrar una salida electoral a la crisis que afrontamos y que sea favorable para todos.

Como toda negociación supone concesiones de las partes, los EE.UU. ha informado algunas de las suyas, nos corresponde esperar para saber las de Maduro. El gobierno norte americano se compromete a dejar sin efectos algunas de las sanciones económicas y Maduro, creo, sospecho, a garantizar cuanto antes elecciones generales transparentes y democráticas y si es posible con un nuevo Consejo Nacional Electoral.

Los EE.UU. en la actualidad lidia con una gran crisis inflacionaria provocada por la pandemia y la guerra en Ucrania y ello lleva a ese gobierno a establecer prioridades que pueden relegar el caso venezolano a  un segundo plano y además desde el Norte se ve con profunda preocupación que la oposición nacional se mantenga dispersa ante la profunda crisis que confrontamos.

Sé que con el propósito de incomodar a Maduro, muchos están de acuerdo en que se mantengan las sanciones y si es posible se profundicen, pero ellas también afectan a todos los venezolanos, a la producción en general y a los empresarios privados. Es necesario comprender que el mundo es diverso, complejo y a veces hasta cruel y con esas circunstancias debemos convivir.

Muchos venezolanos, a lo mejor la mayoría, llevados por la ira y repudio al régimen, apuestan a que continúe la estrategia de sanciones y lo hace por desahogo sin mayor análisis de consecuencias . Si yo supiera que con las sanciones este régimen sale en meses, bienvenida las sanciones, pero hasta ahora los resultados prácticos no apuntan en ese sentido.

No creo que los EE.UU.  vea ahora con buenos ojos a Maduro, simplemente se sentó a negociar con él para explorar un acuerdo que para ser factible las partes deben aceptar. El gobierno norte americano dio el primer paso en la necesidad  de que cada parte ceda, ahora le corresponde al régimen totalitario dar el suyo, esperemos para ver en qué consiste su cesión. Necesariamente debemos esperar para ver si la negociación en marcha tiene sentido favorable y se corresponde con el clamor popular.

19 de mayo 2022