Las opiniones de Benarroch (31 de mayo de 2022)

VENEZUELA: OBSOLETA, PERICLITADA Y CON SICOFANTES

La obsolescencia es la caída por desuso ocasionada por mal mantenimiento y funcionamiento de los equipos y también por insuficiente desempeño de sus funciones en comparación con las nuevas tecnologías.

Así está nuestro país por culpa de este oprobioso régimen totalitario, somos muy lamentablemente un país que se quedó atrás, somos obsoleto, la tecnología moderna nos rebasó y hoy, después de muchos años de cambio para mejor, volvemos al río para lavar la ropa, buscar la leña para cocinar y a la lámpara de carburo para alumbrarnos.

Este régimen no ha sido capaz, por ineficacia y carencia de voluntad, de ir al ritmo de la modernidad y, al contrario, ha dañado y daña todo lo bueno existente y nos retrotrae a etapas que considerábamos superadas.

Periclitar es perder fuerza o intensidad, es decaer, declinar o peligrar. Estar periclitado es entonces correr un gran riesgo o peligro, es estar en decaimiento, después de haber llegado al apogeo caer en la decadencia. En este estado, obsoleto y  periclitado, nos mantenemos después de ser el país más rico y próspero de Latinoamérica que llamaba la atención favorable de todo el mundo, ahora somos de los pobres del mundo con un salario mínimo mensual equivalente al 5% del monto de la cesta básica alimentaria, con el agravante que todo lo que  funcionaba bien lo destrozaron.

Para llevar a PDVSA al estado deplorable en que hoy se encuentra, ha de disponerse de mucha fuerza criminal, como efectivamente lo hicieron, para destruir tienen fuerza ,para construir, no. PDVSA producía 3 millones 500 mil barriles de petróleo todos los días, ahora solo 400 mil y sus equipos e instalaciones están en ruina sin mantenimiento ni repuestos.

Acabaron también con el complejo siderúrgico de Guayana que lucia muy promisor para  el país. Todo lo que tocaron lo destrozaron. Nuestra economía , más o menos estable, con sus altibajos, ahora es un verdadero y descomunal.desastre; que con el horroroso manejo financiero, provocó la inflación más alta del mundo que aún sufrimos, con la concebida perdida del poder adquisitivo de nuestra moneda. Los servicio públicos que funcionaban de manera regular, ahora son intermitente cuando operan.

Periclitaron  este hermoso país, que estaba con sus problemas, en vías de desarrollo y lo llevaron a lo que somos: con pobreza generalizada y todos pasamos por miles de calamidades y penurias para conseguir los alimentos diarios que nos permitan subsistir, el ingenio e inventiva del venezolano, se somete a prueba diariamente en la consecución de los alimentos.

Todas las tierras fértiles y fecundas fueron expropiadas o invadidas y saqueadas, las transformaron en maleza y piedras. Todo lo que expropiaron, que cuando lo hicieron estaba próspero, ahora son ruinas y cascajos.

Todo lo anterior en medio de una inseguridad pública, personal y de bienes no conocida ni en las peores épocas. La existencia de sicofantes del hamponato que se pavonean en las calles del país como macho de barrio, porque creen que el dinero mal habido les da poder, abundan en nuestras poblaciones; es una nueva casta que se mueve alrededor del régimen, especialmente donde hay real.

La delincuencia campea en cualquier lugar y hora, ella es de calle o uniformada con carnet. Ya está bien ya. UNÁMONOS para salir de este horror cuanto antes e iniciar el camino que nos conduce al país que tanto queremos.

Nuestro deber insoslayable e impostergable es transformar la Venezuela periclitada y obsoleta, en próspera y con pleno desarrollo y ello supone salir de lo que tenemos lo antes posible.  Sabemos cómo hacerlo, solo falta voluntad y decisión.

Los términos: obsoleto, periclitado y sicofantes del hamponato, fueron tomados del léxico  betancouriano, que tanto aporte hizo a nuestra lengua.

29 de mayo 2022

ELECCIONES EN COLOMBIA

Los primeros resultados que conocemos de las elecciones en Colombia nos indican que Gustavo Petro obtuvo el 40% de los votos válidos y Rodolfo Hernández el 30%. Solo ellos avanzan a la segunda vuelta que se realizará el venidero 19 d junio. 40 millones de colombianos estaban habilitados para sufragar, solo lo hizo la mitad, la otra se abstuvo. Allá en Colombia, como ahora lo es en nuestro país, el voto es solo un derecho y no también un deber. La abstención se registró en el 47% que se viene registrando en los últimos tiempos. Esta elección se produce en medio de una profunda polarización ocasionada por el descontento social derivado de la iniquidad, la pobreza, la inseguridad y violencia desplegadas por grupos destinados al narcotráfico y a la guerrilla. Más del 85% del país piensa que Colombia va por mal camino y desde los años 90 no se registraban cifras tan altas. Todos los candidatos ofrecieron cambio aunque no de la misma intensidad. Las cifras electorales corroboran el inmenso deseo de cambio del pueblo colombiano, que se apartó de todo lo conocido. Gustavo Petro que fue Alcalde de Bogotá y perteneció a la guerrilla  M-19 sacó el 40% de los sufragios y Rodolfo Hernández, que se presentó como candidato independiente muy particular, excéntrico y antisistema, aglutinó el 30%.

Los colombianos se apartaron radicalmente de lo fue su tradición política y optaron por un cambio drástico, inédito y también incierto, fue una votación de castigo a todo lo pasado. Ha sido tan fuerte el cambio que para la segunda vuelta solo quedaron un ex guerrillero y un empresario excéntrico y ocurrente.

Creo que Petro está en desventaja por el inmenso y sólido rechazo que genera en el centro y derecha política del país colombiano, que seguramente se pronunciará masivamente por Hernández que tiene mucho para crecer porque es nuevo, por su corto historial y porque la gente prefiere a un anticomunista.

Tengo entendido, repito,  que el próximo 19 del venidero mes de junio, se realizará la votación de segunda vuelta que decidirá quién de los dos será el Presidente. Como yo veo la situación me parece que ganará Rodolfo Hernández, pero como en el extraño mundo de la política nada está escrito y no siempre nuestras presunciones se cumplen, es posible otro resultado. Amanecerá y nos cercioraremos conociendo la verdad soberana. 

30 de mayo de 2022

VIENTOS NUEVOS DE CAMBIO EN LATINOAMÉRICA

Históricamente América Latina ha sido una región muy castigada por regímenes de fuerza que se mantuvieron y mantienen mediante la reprensión. Gradualmente y en el contexto de la llamada "Guerra fría" que finaliza en 1991 con la disolución de la Unión Soviética, Latinoamérica fue tomada por gobernantes  violadores sistemáticos de los Derechos Humanos y todo ello se realiza en un ambiente en que la tensión entre los Estados  Unidos de Norte  América y la Unión Soviética marcaba la geopolítica mundial.

Los norteamericanos con el propósito de combatir el comunismo y frenar gobiernos de extrema izquierda en la región, dieron apoyo militar, técnico y financiero a muchos de estos regímenes dictatoriales. De esta forma llegaron y se mantuvieron en el poder  Stroessner, Castelo Branco, Banzer, Batista, Somoza, Duvalier, Rojas Pinilla, Batista, Pérez Jiménez, Bordaberry, Trujillo, Pinochet  o Videla, entre otros y Juntas Militares de gobierno. El plan de los EE.UU. les surtió efectos, pero no en toda la América Latina, el ejemplo más evidente es Cuba donde Fidel Castro depuso a Fulgencio Batista e instaló una nueva dictadura comunista que llaman del "proletariado" y en la práctica y de verdad es de una minoría, NOMEMKLATURA, que maneja el poder como les da la gana en beneficio de ellos que todo lo tienen y en perjuicio de la inmensa mayoría que padece y no tiene nada, ni siquiera casa o rancho propio.

A mediados de la década de los 50 y principio de la 60, se originan vientos de cambio en América Latina que superan las dictaduras y se da inicio a la democracia y respeto a la voluntad popular, con la excepción de Cuba que aún se mantiene la dictadura comunista. Empezamos entonces a vivir en democracia que se extiende hasta nuestros días con la dolorosa excepción de Venezuela y Nicaragua donde la libertad está muy limitada y el Estado totalitario lo absorbe todo y otros países donde el populismo hace estragos.  

En este nuevo siglo observamos vientos nuevos de cambio que al parecer soplan fuerte , también en Cuba, que sacuden el ambiente político y llama mucho la atención. Lo ocurrido en nuestro país, en Chile en las elecciones presidenciales pasadas, en Perú y lo sucedido en las últimas elecciones en Colombia, donde solo avanzan a la segunda vuelta un exgerrillero y un empresario excéntrico que se manifiesta antisistema; son indicio gordos de un deseo de cambio profundo.

Creo que el cambio es necesario y debe ser urgente, pero para bien, nunca para mal. Profundizar y tratar de perfeccionar la democracia para hacerla participativa, más eficiente y eficaz  es una tarea por hacer que nos obliga a todos. El sentido  y orientación del cambio se lo damos nosotros y en nosotros recaerán las consecuencias que de él se deriven. Debemos estar todos muy atentos a estos vientos que amenazan ser huracanados, si somos indiferentes seremos también responsables o cómplices de los resultados.

Es momento de actuar  con mucha firmeza y convicción para manejar la ola de cambio que ya tenemos encima, para lejos de atropellarnos la conduzcamos por el mejor de los caminos: Más y mejor democracia, libertad plena con solo limitaciones  en ley, justicia, equidad, progreso nacional, felicidad y bienestar para todos.

31 de mayo de 2022