Maduro y el avestruz

Definitivamente que un “gran gobierno” es determinante para poder tener un “gran país”, dicho en otros términos, un país potencia, tal como lo predicaba el pajarito galáctico y ahora el “conductor” del país, lo que en mi opinión, la de Shoemaker (alias Zapatero), Raúl Castro, Maradona, Daniel Ortega y Gasset y otros preclaros revolucionarios; ya se logró y solo falta el decreto presidencial que así lo decida y ordene y el país será una potencia. Díganme Uds., ¿Cómo no sentirnos agradecidos, felices y esperanzados con las grandes ideas y proyectos de esta revolución, cada día más bonita, linda y cuchi?

Hace pocos días Freddy “nos regadó ed hedmoso proyedto de las cabras adpinas” y ahora NIMAMO nos sorprende gratamente como regalo para celebrar el Día del Padre con este extra galáctico proyecto de Criar Avestruces. ¿Dios mío que tanta filantropía y bien hemos hecho al mundo y a la humanidad para merecernos un regalo tan celestial? ¿Es que la Gracia Divina está sumergida y distraída con el mundial de futbol, que no sabe lo que hace o perdió su rigurosidad académica para otorgar tantos premios, reconocimientos o concesiones a unos seres humanos que no nos merecemos tanto? ¿O es que acaso tienen otro manual celestial para dar premios o están “on sale” como cualquier vulgar tienda del imperio? “Santas animas del observatorio” ¿Qué está pasando?, ¿Es que el cielo y su consejo de notables también se va a embochinchar y asumir una conducta populista?

Nuestro querido presidente obrero y nuestro “conductor espiritual y económico”, envidia de otros países y cuidado sino de otros planetas (Andrómeda, el Planeta de los Simios), nos sugirió el pasado jueves 14 de junio a los venezolanos que criáramos  avestruces  para “lograr  la  Venezuela  potencia”,  dado  que  estos animales “dan más de 100 kilos de carne a los 7 meses” y pueden dar en un año hasta 20 huevos, hasta 20 crías”. Lo escribo y no salgo de mi asombr ante tanta belleza en esta frase, tan aturdido como el coñazo que se siente de un penalti parado con la cabeza y cobrado por Rivelino o Roberto Carlo, cuanto hubiese deseado que fuese Messi el que lo cobrara.

Después que salgo de mi asombro, entré en razón y me surgió la duda y la angustia y me pregunté a mi mismo, Mi mismo, ¿cómo hago para poder materializar está maravillosa idea de NIMAMO? Sentí la angustia del que lo agarra o lo coge la noche esperando autobús y tiene que montarse en una perrera o no tiene sencillo para pagarle al autobusero lo que a este le salga del forro cobrar; la angustia de accidentarse en la ARC o en los túneles de La Planicie a las 10 de la noche o de pedir una cita médica y esperar todo sudoroso y comiéndose las uñas que le diga la secretaria del Dr. (por lo general retrechera y más importante que el médico) cuánto cuesta. Claro nunca comparables con la angustia en que vivimos de saber que en cualquier momento hay una cadena con Delcy Rodríguez o tener que quedarse encerrado en un ascensor del Centro Simón Bolívar con Pedro Carreño. ¡¡¡Dios nos libre!!!

Ahora me debato en el dilema de dejar de criar mis cabras y mi cabrito, mis cachamas en la bañera, a Yoconda mi cochina y a Mariposita, pues resulta que en mi apartamento no tengo espacio para criar además a Struthio camelus, nombre de pila del avestruz. Struthio se traduce como gorrión, pero creo que es un poquito diferente al “Gorrioncillo pecho amarillo” de la rancheras mexicanas; menos mal que el avestruz no vuela, pues no me lo imagino volando en la sala de mi apartamento y haciendo nido en la lámpara de lágrimas que tengo en la sala, caerán muchas lágrimas de esa lámpara cada vez que se pose creyendo que es su nido.

Si decido criar avestruces debo resolver unos pequeños detalles que espero contar con la orientación y sapiencia de mi presidente quien lo recomendó. Esto lo digo porque tengo una amiga que vive en sur áfrica, Tombizodha Melean, seguidora de este excepcional e inimitable proceso revolucionario quien tuvo que desistir de criar avestruces pues ella diseñó un “avestrucero vertical” basado en nuestros exitosos gallineros verticales, y se arruinó pues cada vez que un huevo caía fuera del avestrucero le rompía el piso de parquet. Tuvo que mandar a construir una cocina con 46 hornillas para poder salcochar los huevos lo cual hacía en un pipote de 200 lt pues no le cabían en las ollas normales. Todo fue una calamidad para esa pobre mujer; no podía hacer “perico” pues no podía romper ni batir los huevos, ni tenia pipoticos de basura para botar las cáscaras; al final modificó la lavadora y la transformo en batidora. Tombizodha tuvo que contratar a Okwonkwo un vecino muy fornido, parecido al negro de WhatsApp, quien la ayudaba a recoger los huevos que producían 100 avestruces, lo que hacía con un monta carga, lo cual yo no podré hacer en mi apartamento de la UD4.

 

No sé cómo resolver el problema en el momento de asar los muslos y las pechugas del avestruz; tengo un amigo que trabaja en SIDOR quien se me puso a la orden y me dijo que en cualquier caso él los podía asar en los hornos donde funden el hierro.

La otra cosa que me preocupa es como matarlos para obtener su carne, no me imagino torciéndole el pescuezo tal como se hace tradicionalmente con las gallinas; tengo dudas si quitarle las plumas con agua hirviendo o con un soplete; debo “hirviendo” como resuelvo este problema.

No me preocupa que el avestruz sea el ave más grande y de mayor peso del mundo, eso es sencillamente manejable. Ya hablé con unos estudiantes de la Universidad Bolivariana para que me diseñen y construyan las “polleras” para guardar los pequeños polluelos que solo miden entre 25 y 30 cm de altura, pesan casi un kg y crece unos 25 cm al mes, algo muy fácil de manejar. Los machos adultos pueden llegar a alcanzar los 2,75 o incluso 3 metros, y pesar alrededor de 180 kg, lo cual es perfectamente manejable en mi apartamento de 80 m2 ; claro debo estar pendiente de las lámparas, de los cuadros y que no duerman o se caguen en los muebles. Con 10 avestruces que crie al año puedo tener 200 crías para lo cual solo tendré que prever un poco de espacio para tenerlos en mi apartamento de la UD4

Resueltos estos pequeños detalles, puedo contribuir con la diversificación económica de mi hogar y sobre todo  combatir la maléfica guerra  económica. Además de los huevos y la carne, pienso que se le pueden dar otros usos a estos útiles animalitos, como por ejemplo, cuidar la casa cuando salimos de vacaciones, usar sus plumas para hacer almohadas y cojines, usarlos como medio de transporte, bien sea personal o colectivo y así evitar las perreras o para carreras de avestruces, con lo cual puedo tener un ingreso adicional haciendo Dupletas o en la banca suiza. 

En lo culinario, para preparar “arroz con avestruz” tan fácil como preparar “el arroz con pollo”, “consomé de avestruz” recomendado para la modorra y la disfunción eréctil, ya que el avestruz siempre está erguido y “cruzado de avestruz con carne de res”. Con 10 avestruces para empezar mi proyecto tengo 1000 kg de carne a los 7 meses, lo cual puedo guardar sin problemas en mi nevera Frigidaire o en 50 cavas de anime que no ocupan mucho espacio, tan fácil como tomar un autobús en la bandera en tiempos de Semana Santa ¿QUE MAS QUEREMOS?

COMPATRIOTAS LAS SOLUCIONES A LA CRISIS ECONÓMICA EXISTEN, NOS LAS BRINDA LA REVOLUCIÓN, TODO ESTÁ DE NUESTRA PARTE ¡!!.

“MIRE TODO LO QUE TIENE VENEZUELA PARA QUE LOGRE LO QUE VAMOS A LOGRAR! LA VENEZUELA PRÓSPERA. LO VAMOS A LOGRAR”.

NIMAMO.