Por la Patria y por nosotros: el revocatorio, nada más importante

El próximo mes de enero se cumple la primera mitad del periodo de Maduro y en consecuencia es tiempo hábil para convocar y realizar el Referendo Revocatorio  de su mandato. El primer paso que debemos dar es convocarlo y para ello es necesario que por lo menos el 20% de los electores inscritos en el Registro Electoral Permanente (algo más de 4 millones) así lo soliciten.

Para ese fin, el Consejo Nacional Electoral establecerá la forma y modalidad de la convocatoria, imagino que mediante firmas. Convocado se procederá a su realización en acto de votación  y para que sea efectivo y vinculante, es decir, para sacar a Maduro y su régimen es necesario que un número superior a la votación con la que fue electo se pronuncie en ese sentido (más de 6.190.612 electores). Entiendo que la votación alcanzada por la oposición en las pasadas elecciones (más de 4 millones 700 mil) son votos duros que con seguridad firmarán la convocatoria , además a esa cantidad sumaríamos a las personas que no concurrieron a votar pero esta vez participarían con mucha emoción y que si a esa votación le sumamos 1 millón 500 mil electores se estaría cumpliendo la revocatoria del mandato de quien está en Miraflores.

Por la Patria y por nosotros, no puede haber nada más importante, por ahora, que salir de Maduro y de su sindicato del mal y a ello debemos dedicarnos desde YA  a tiempo completo. No debe existir nada que nos distraiga para alcanzar ese objetivo. De seguro el régimen presentará muchos trapos rojos y colocará obstáculos para el revocatorio, pero nosotros debemos con voluntad, coraje y valentía superar todo lo que nos distancie de la victoria.

No hay excusas parar quienes queremos cambio YA, no son valederas exquisiteces jurídicas que apuntan a que con el referendo se reconozca o legitime a Maduro o que para el exterior Guaidó es el Presidente. Al fin y al cabo, la verdad y lo cierto y la dura realidad es que el  Presidente  de la Republica es quien está en Miraflores, despacha y da órdenes desde allá y toma el teléfono cuando se llama a la presidencia y ese es Maduro, lo demás son buenos deseos y fantasías.

En esta ocasión no están en juego nombres ni parcelas , ni individualidades o sectores, solo se trata de salir YA de Maduro y su oprobioso régimen y esta es la oportunidad constitucional, civilizada y única para hacerlo. Pienso que somos racionales y sensatos y ello indefectiblemente nos lleva a montarnos en la convocatoria y realización del revocatorio . Quien desde la oposición se mantenga indiferente o peor esté en contra del Referendo Revocatorio, claramente no es de oposición y está de espalda al interés nacional. Así veo la dramática situación que afrontamos: blanco o negro. Estamos con el Revocatorio o estamos contento con lo que tenemos que destroza el país.

Más del 80% del país desea cambio cuanto antes, pues desde enero próximo se nos presenta la oportunidad para salir de lo que tenemos para más adelante dedicarnos a la apasionante tarea de la reconstrucción nacional o refundación de la Republica como algunos lo llaman. No dejemos pasar esta oportunidad, no habrá otra democrática para salir de este régimen.