Un siglo de historia

En el año 1921, el hogar de la familia Alvarado, ubicado en la Carrera 4 # 2-30 de Barquisimeto, se vio bendecido con la llegada de un nuevo hijo que, días después fue bautizado con el nombre de Héctor Vinicio.

Durante su infancia, Héctor mostro una peculiar atención por montar bicicleta, y vio coronada su infantil deseo cuando sus padres, como regalo navideño, le dieron una bicicleta. A partir de allí, su movilidad era montado en ella: para ir a la escuela, para hacer los mandados y para pasear con sus amigos en rutas cada vez mas largas. Y fue fortaleciendo su estilo y su espíritu competitivo en eventos del barrio o escolares.

Como era de esperarse, no aguantó las ganas y a los 17 años se inició en el ciclismo, al inscribirse en el "Club CCD Diamante" el 23 de octubre de 1938, dando así comienzo a su actividad atlética en la disciplina de las bicicletas y velódromos.

Gracias a su tenacidad y esfuerzo permanente en los entrenamientos, formó parte de la selección nacional y representando al pais en el Campeonato Suramericano, celebrado en Montevideo Uruguay en 1941, donde alcanzó el subcampeonato en su especialidad. A partir de ese debut internacional, en eventos sucesivos logro dejar en alto la representación de Venezuela:

-Campeón de las Antillas en los años 1943, 44 y 45

-Campeón Centroamericano y del Caribe en Colombia en el año 1946

-Campeón Bolivariano en Lima, Perú en el año 1947

-Medalla de Bronce, Panamericanos, Argentina 1951

Después de los Panamericanos, decide retirarse como ciclista activo y transitar un nuevo camino en su deporte preferido, ser Entrenador Deportivo. Para lograr esa nueva meta, se inscribe en la Escuela Nacional de Entrenadores Deportivos INED y allí logra alcanzar el titulo respectivo. Hecho este que lo lleva a una nueva experiencia ahora en el campo de la docencia deportiva, en su trabajo como Entrenador, para contribuir en la formación integral de los jóvenes aspirantes a ser ciclistas.

Se incorpora como Entrenador Nacional al servicio del Instituto Nacional de Deportes IND, a partir del año 1961. Durante 25 años ininterrumpidos estuvo en el día a día dando sus mejores esfuerzos para lograr alcanzar, con los atletas a su cargo, los mejores logros posibles a nivel nacional y/o internacional.

Mención especial merece el papel de Héctor, en las luchas gremiales del "Colegio de Entrenadores Deportivos de Venezuela CEDV", por alcanzar mejoras laborales en su campo de trabajo.

Siempre estuvo a la vanguardia de las acciones gremiales llevando un mensaje de estímulo y a no decaer en las justas luchas sociales emprendidas en su momento. En 1975 estuvo presente en las jornadas de huelga que se llevaron a cabo en todo el pais y que culminaron con una Huelga de Hambre en las instalaciones que durante años vieron el trabajo de Héctor, el Velodromo "Teo Capriles" de Caracas.

La lucha por un Deporte Mejor estará siempre vinculada a las luchas por una Sociedad Mejor. Hoy, a 46 años de esa gesta gremial, sigue en el pensamiento de los entrenadores viejos o nuevos el papel que desempeñaron los hombres y mujeres que  levantaron el espíritu de lucha por la dignidad del Entrenador Deportivo y allí estuvo Héctor.

Muchas han sido las distinciones recibidas que resaltan la profundidad de Héctor Vinicio, no solo como atleta sino también como entrenador y dirigente:

-El Velódromo de Barquisimeto lleva su nombre, desde el 28 de mayo de 1971

- Orden al Mérito Deportivo en su 2ª Clase. 1976

- Orden al Mérito Deportivo en 1ª Clase. 1978

-Orden Mérito al Trabajo en 1ª Clase. 1978

-Exaltado al Salón de la Fama del Deporte Larense. 1986

-Exaltado al Salón de la Fama del Deporte Nacional, Caracas. 1986

-Orden General Jacinto Lara en su 2ª Clase.1987

-Orden General Jacinto Lara en su 1ª Clase, por ascenso.1988

-Orden Ciudad de Barquisimeto en su única clase.1989

.1.994 Orden Francisco Fajardo en su 1ª Clase.1994

-Designación de la Calle 5 del Barrio Brisas del Obelisco con su Nombre. 1995

-Designado HIJO ILUSTRE DE BARQUISIMETO por Alcaldía Municipio Iribarren.  1995

-Cruz de Honor de las Fuerzas Armadas Policiales del Estado Lara. 2006

-Pedal Dorado Pionero del Ciclismo Venezolano. 2007

Mas allá de tan importantes y merecidos reconocimientos, hay dos hechos particulares que sobresalen en este Siglo de Historia de Héctor Vinicio Alvarado:

......La fundación de la "ESCUELA CENTRAL DE CICLISMO" en Barquisimeto, el 25 de julio de 1976, la cual se mantiene hoy activa con niños y adolescentes, formando Ciclistas de Alto Rendimiento que han representado exitosamente al país en innumerables eventos internacionales.

.....Y el Título de "Maestro" que sus alumnos, padres, representantes, comunidades, colegas entrenadores y dirigentes deportivos le han concedido por integral labor en el campo deportivo, familiar y gremial.

Un siglo de historia marca la trayectoria del Maestro Héctor Alvarado. No solo es importante la cantidad de años vividos sino también la calidad y el trabajo desarrollado y aquí podemos decir que el camino recorrido por el es invalorable..