¿Maduro ahora quiere negociar qué?

Editorial 

Dada la decisión de la mayoría de los partidos políticos de Venezuela y del reconocimiento implícito que le hizo Fedecámaras a su gobierno, Maduro puede ahora decir públicamente que el país está de acuerdo con él y que estará dispuesto a negociar las condiciones aplicables a la elección presidencial de 2024, porque ya las Parlamentarias y las Regionales ya se han efectuado.

Esa es la evidencia de que tuvo éxito el plan del régimen de dividir a la oposición y al empresariado y de confundir a parte de la sociedad civil y ahora él puede vanagloriarse de que la gente acogió su llamado a que participaran en las elecciones regionales de noviembre, lo que de hecho borraría la ilegitimidad de las elecciones parlamentarias de 2020.

En política, como en la vida, todo acto tiene consecuencias y la actitud irreflexiva de la militancia de los partidos políticos y de algunos personeros de la sociedad civil que hicieron caso omiso a la ilegitimidad de esas elecciones, y no les importó que no hubiesen condiciones, quienes decidieron postularse individualmente, creyendo que al hacerlo iban a abrir espacio para la democratización del país, sin pensar que más bien lo que están logrando es que Maduro, al igual que Ortega, siga en el poder hasta el fin de su mandato y con la intención manifiesta de permanecer en él para siempre.

La falta de visión y de generosidad ha impedido que se lograse un frente común de todos los factores del mundo opositor que exigiera al régimen las condiciones mínimas necesarias para participar en una elección e ir a ellas unidos bajo una misma bandera o tarjeta electoral.

https://www.analitica.com/el-editorial/maduro-ahora-quiere-negociar-que/

Facebook Twitter Share