“La salida de Leopoldo López no tiene por qué afectar de manera negativa a la oposición, al contrario”

El sociólogo, profesor y doctor en Ciencias Sociales Trino Márquez considera que el fundador de Voluntad Popular debe trabajar en atenuar las diferencias entre los miembros de la oposición. De ese modo la comunidad internacional vería que existe una postura unitaria

El líder opositor Leopoldo López se unirá en los próximos días al contingente de políticos venezolanos en el exilio para comenzar a presionar por el retorno de la democracia al país, aseguró el sociólogo, profesor y doctor en Ciencias Sociales Trino Márquez.

“La salida de Leopoldo López no tiene por qué afectar de manera negativa a la oposición. Al contrario, él se va a unir los próximos días al contingente de políticos exiliados como Julio Borges, Carlos Vecchio, Antonio Ledezma, y demás. Seguirá trabajando para que Venezuela finalmente tenga su retorno de la democracia”, señaló Márquez en entrevista a El Nacional.

Considera que López debe trabajar en función de atenuar las diferencias que puedan tener los miembros de la oposición en el exilio, para que la comunidad internacional vea que hay una postura unitaria.

“La oposición en el exilio debe hacer esfuerzos por tratar de cohesionarse y presentar un plan común. Incluso para que los que siguen en el país también asuman que esos políticos están haciendo esfuerzos por lograr consensos y encontrar zonas comunes que les permitan presentarse como una sola plataforma programática y organizativa”, indicó.

Márquez señala que la salida de Leopoldo López del país debe ser celebrada en nombre de la libertad porque nunca debió estar preso.

“La injusticia quedó demostrada en las declaraciones del fiscal de la causa, el doctor Franklin Nieves, quien fue el fiscal designado por el Ministerio Público para acusar a Leopoldo López. El doctor Nieves demostró en repetidas oportunidades que el juicio contra López había sido amañado, adulterado, que las pruebas que habían sido presentadas en su contra habían sido distorsionadas, que los testigos eran comprados y que todo el juicio era una patraña”, recordó.

Además, resaltó que la lingüista Rosa Amelia Azuaje, contratada por el régimen de Nicolás Maduro para demostrar que las declaraciones de López eran incitaciones al odio, señaló que no había ninguna prueba que evidenciara la culpabilidad del líder político. “Es decir, que en ninguna de sus intervenciones públicas en el año 2014, en las manifestaciones que se produjeron de protesta contra el gobierno, no había ningún llamado a la violencia”, agregó.

Por eso aseguró la decisión del fundador de Voluntad Popular de irse de Venezuela debe ser celebrada como un homenaje a la libertad. “Es muy positivo que pueda encontrarse con su familia, con su esposa e hijos, que aparte son bastante pequeños”, concluyó.

Por su parte, Carolina Jaimes Branger, miembro del comité organizador de la consulta popular, aseguró que la estadía de López en la Embajada de España se iba a ver perjudicada con la presencia del nuevo representante designado por el gobierno de Pedro Sánchez, Juan Fernández Trigo, un diplomático que guarda estrechas relaciones con el régimen de Cuba.

“Siento que Leopoldo puede hacer más desde afuera con todos sus contactos que acá en el país en la embajada, con todas las limitaciones que tenía para su permanencia”, consideró.

https://www.elnacional.com/venezuela/la-salida-de-leopoldo-lopez-no-tien...

Facebook Twitter Share