7 en 1 | Maduro arremete contra el Vaticano, y otros detalles de su discurso este #21Jul

En su «miércoles productivo», Maduro aseguró que Venezuela mantenía un rebaño de 16 millones de animales vacunos que permitía satisfacer la demanda interna y exportar un excedente de 2 millones, pese a que el consumo de carne per cápita anual promedia apenas los 3 kilos en el país

El mandatario Nicolás Maduro protagonizó este miércoles 21 de julio un «encuentro productivo» con empresarios, en el que fustigó al secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, por enviar una carta que instaba al diálogo a la Asamblea Anual de Fedecámaras.

«Vino un cura totalmente desconocido y leyó una carta, supuestamente de Pietro Parolin, secretario de Estado del Vaticano y quien fue embajador aquí. La carta era un compendio de odio, de desastre nacional ¿Qué tiene que ver el secretario de Estado con la Asamblea de una organización empresarial venezolana?», cuestionó.

En sus declaraciones, Maduro hacía referencia al obispo auxiliar de Caracas, Ricardo Barreto, encargado de leer la carta. Posteriormente, cuestionó que la misiva fuese verdadera. Es decir, insinuó la falsificación de la firma de Parolin.

«Un desastre y basura que envió supuestamente Pietro Parolin. Yo creo que no. Él tiene mucho trabajo en el mundo para estar preocupandose por una reunión de un grupo de empresarios venezolanos. No creo que la haya escrito él», ratificó.

2. Delcy Rodríguez en Fedecámaras

Manteniendo su opinión sobre la asamblea de Fedecámaras, Maduro felicitó a la vicepresidenta Delcy Rodríguez por su participación en el evento. Afirmó que llevó un discurso de unión, llamando a la producción y al trabajo.

Las declaraciones de Rodríguez en la asamblea, sin embargo, señalan lo contrario. La funcionaria centró su discurso en denunciar que Venezuela posee una economía «bajo asedio» y en responder la carta de Parolin instando a «quitarse la sotana» a los curas que quieran hacer política.

3. Maduro quiere exportarlo todo

Durante su alocución, Maduro mantuvo contacto con productores en distintas áreas y promovió la exportación de todo tipo de productos, a pesar de que el consumo en Venezuela está lejos de alcanzar sus niveles óptimos.

Cacao, café, ron, ganado, pollo y pulpo fueron apenas algunos de los productos mencionados como bienes que incrementan sus ventas en el exterior.

4. Carne para afuera, pero no para el pueblo

Según las autoridades productoras del chavismo, Venezuela satisface el mercado interno de carne en su totalidad e incluso le queda un excedente de entre 1,8 y 2 millones de animales vacunos para exportar al Medio Oriente, especialmente a sus aliados de Irán. Además, recalcan que el rebaño venezolano mantiene aproximadamente a unos 16 millones de animales.

No obstante, los sectores productores advierten que el rebaño sería de aproximadamente unos 9 millones de animales. Además, pese a que el Gobierno asegura que satisface el consumo interno, en Venezuela se calculó en 2020 un consumo de carne per cápita anual de apenas 3 kilos. Antes de la llegada del chavismo, el consumo era de 65 kilos al año, aproximadamente.

5. Maduro relanza narrativa de los precios justos

Tras garantizar que «hay carne suficiente» e ignorando las leyes de la oferta y la demanda, Maduro denunció que el problema en Venezuela son los precios, ya que los comerciantes venden «muy cara la carne». En este sentido, recalcó que era necesario garantizar el acceso de este bien mediante «precios justos».

«Es necesario el acceso a la carne del pueblo a precios justos, razonables, solidarios; porque carne hay, el tema son los precios, la locura de los precios, de la guerra económica y comercial», denunció.

6. Consejo Superior de Economía

En este contexto, el líder chavista adelantó que se instalará un Consejo Superior de Economía, reciclando una «estrategia que funcionó muy bien» en 2016, pese a que este es uno de los años peor recordados por los venezolanos, con colas enormes para obtener los escasos bienes esenciales.

7. Derechos televisivos de los JJOO «bloqueados»

Maduro también denunció que Venezuela pagó para adquirir los derechos de transmisión de los Juegos Olímpicos Tokio 2020, pero que la «persecución financiera a los bancos» impide que la comisión organizadora cobre el dinero.

El ministro de Deporte, Melvin Maldonado, se encuentra en Tokio con la misión de gestionar la liberación de los recursos para que los canales del Estado en Venezuela transmitan el evento en señal abierta.

https://talcualdigital.com/7-en-1-maduro-arremete-contra-el-vaticano-y-o...

Facebook Twitter Share