Delegación internacional visita frontera colombo-venezolana tras combates en Apure

El grupo estuvo encabezado por el ministro de Defensa de Colombia, Diego Molano, quien dijo que apoyarán el retorno seguro a Venezuela de miles de desplazados

La situación que se vive en el estado Apure es motivo de preocupación para la comunidad internacional. Ante ello, una comisión formada por miembros del Gobierno de Colombia, de embajadas internacionales y organismos de Naciones Unidas visitaron la frontera colombo-venezolana para evaluar la situación humanitaria que se vive tras el operativo militar de las Fuerzas Armadas Nacionales Boliviarianas (Fanb) contra grupos armados colombianos.

La delegación estuvo integrada por representantes de las embajadas en Colombia de Alemania, Brasil, Canadá, Francia, y Reino Unido; la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID); la Unión Europea; la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur); la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Oficina en Colombia de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, junto con el ministro de Defensa colombiano, Diego Molano.

«Agradecemos el acompañamiento de la comunidad internacional para la atención de crisis humanitaria en la frontera y un reconocimiento especial al alcalde de Arauca y a todas las autoridades locales que han manejado esta crisis humanitaria desde la declaratoria de calamidad pública«, señaló Molano.

Unas 6.000 personas, entre venezolanos y colombianos, se han desplazado a Colombia huyendo de los combates que desde finales de marzo tienen lugar en el estado venezolano de Apure, en una operación contra una supuesta disidencia de las FARC.

Visión de los diplomáticos

Al respecto, la embajadora francesa, Michèle Ramis, destacó «la rapidez con la cual se organizaron los albergues transitorios» para acoger a los que huían de la violencia y aseveró que van a estudiar «la situación para ver cómo se puede apoyar«.

Asimismo, el embajador de Brasil en Colombia, Luis Antonio Balduino, aseguró que «es una lástima ver a las familias desplazadas. Colombia, Brasil y otros países han recibido muchos migrantes pero eran económicos, pero éstos han venido por otra razón que es el conflicto interno en Venezuela«

Por su parte, el embajador de Canadá en el vecino país, Marcel Lebleu, destacó el trabajo de la comunidad internacional y del Ejecutivo que preside Iván Duque para atender esta situación de emergencia en la frontera: «Hemos podido ver a la comunidad internacional trabajando con el gobierno colombiano y autoridades locales para dar medidas y atender esta situación”, resaltó el diplomático.

Zona de combates

Los combates entre las fuerzas Venezuela e irregulares armados, que diversas ONG identifican como disidentes de las FARC, empezaron el pasado 21 de marzo y se han cobrado la vida de al menos ocho militares venezolanos, según el último parte oficial.

Tras los enfrentamientos, las autoridades venezolanas capturaron a otras 32 personas, si bien no se conocen sus identidades o nacionalidades, destruyeron seis campamentos en la zona y decomisaron una cantidad hasta ahora indeterminada de armamento, municiones, explosivos, pertrechos de guerra, vehículos y drogas.

El Ejército colombiano apoya la seguridad para que los más de 5.700 venezolanos y colombianos que llegaron al territorio «puedan retornar de manera segura«, aseguró Molano, quien reiteró que se tratan de combates entre las disidencias de las FARC «y otros grupos criminales con la connivencia del régimen venezolano«.

Del lado de la gestión de Nicolás Maduro, el jefe del Comando Operacional de la Fuerza Armada de Venezuela (Ceofanb), Remigio Ceballos, aseveró que «la situación en el estado Apure está en control, nosotros tenemos el control«.

https://www.analitica.com/actualidad-internacional/delegacion-internacio...

Facebook Twitter Share