Estado Actual de los Suicidios en Venezuela y Aragua. Soluciones y Alternativas

Según el monitoreo del Observatorio de Prensa del OVV Aragua, durante el mes de mayo de 2022, se reportaron en la prensa regional, 30 sucesos violentos, que dejaron un saldo de 39 víctimas y 32 muertes violentas. El 87.18% de las víctimas eran del sexo masculino. El tipo de muerte violenta registrado durante el periodo en la región aragüeña fue de 12 homicidios (37.5%), 12 muertes por resistencia a la autoridad (37.5%) y 8 suicidios (25%). Según el análisis, estos 8 suicidios representan el 50% de un total de 16 suicidios registrados durante el periodo enero-mayo 2022 en la región. Este hecho nos llamó a la reflexión y nos hizo revisar brevemente el comportamiento histórico de los suicidios en Venezuela y Aragua, así como el impacto que ha tenido la Crisis humanitaria Compleja y la Pandemia del Covid-19 en el comportamiento de la violencia autoinfligida tanto en el país, como en la región.

Venezuela entre 1936-2014 estaba considerada como un país con tasas de suicidios relativamente bajas por debajo de la media mundial. No obstante, desde 2015 al 2018 ha mostrada una tendencia al incremento que ha hecho que la cifra se acerque al promedio planetario, duplicándose en este último periodo.  

La tasa histórica de suicidios del estado Aragua 1950-2014 era de 4,1 suicidios por cada 100 mil habitantes, mientras que la de Venezuela era de 4.4 para el mismo periodo. 

Las estimaciones, del Informe Anual de Violencia 2021 del Observatorio Venezolano de Violencia, indican que ese año en el país podrían haber acontecido unas 1.164 muertes por suicidio, 14 casos más que los reflejados en la estimación del año pasado (1.150). Esto arroja una tasa conservadora de 4,3 muertes por suicidio por cada cien mil habitantes. Mientras que la Tasa de Aragua es de 4,2 muertes por suicidios por cada cien mil habitantes.

Para el año 2020, en Aragua se reportaron 19 de las 306 víctimas de suicidio que se reportaron en el país (6,2%), mientras que para el año 2021 reportó 27 de los 341 suicidios registrados en Venezuela (7.6%). Para el periodo comprendido entre enero y el 10 de junio 2022, la base de datos central del OVV,  tiene registrados un total 180 suicidios, de los cuales 17 ocurrieron en Aragua. (9.4%). La violencia autoinfligida aportó el 3% de las muertes violentas para el año 2020 y el 6.85% para el año 2021. 

El incremento de los suicidios puede vincularse con el aumento de la negatividad y/o desesperanza de la población, generando estados de  depresión,  angustia, ansiedad e incluso agresividad, que en personas vulnerables podrían actuar como factores predisponentes para tomar la decisión de acabar con su vida.

el móvil o causa presunta que motivó a las personas a quitarse la vida, la depresión ocupó ampliamente el primer lugar en los intentos de suicidios y en los casos de suicidios consumados

Resulta preocupante el incremento significativo de los suicidios ocurridos durante el mes de mayo en la región. Consideramos que es una señal de alarma ante el deterioro de la salud mental de la población, que se ve agobiada ante el notable deterioro de su calidad de vida, dado por la caída abrupta de su poder adquisitivo, de la disgregación familiar forzada por las migraciones y de la situación de minusvalía y vulnerabilidad para enfrentar problemas económicos y de salud, que ameritan la urgente puesta en marcha de programas de apoyo a la salud mental, que brinden herramientas emocionales para enfrentar la crisis humanitaria compleja en que estamos inmersos como sociedad.

Para el equipo, toda persona con ideación suicida o con un intento fallido de suicidio, debe ser evaluada de emergencia por un profesional de Salud Mental. Se hace necesario que en Venezuela, se le preste la necesaria atención al tema de los suicidios y su aparente aumento en los últimos años, convirtiéndolo en un problema de salud pública. Es imperativo, reforzar los factores de protección existentes e instaurando aquellos que sean inexistentes en la sociedad venezolana. En Aragua, el principal establecimiento público operativo de referencia para pacientes con problemas de salud mental es la Clínica Psiquiátrica de Maracay, cuya capacidad instalada es insuficiente para atender toda la demanda de pacientes que son referidos de todas las localidades de la región aragüeña.

La pandemia no solo ha generado impactos sociales y económicos sobre la población, sino también impactos psicológicos que deben ser bien manejados y canalizados por las personas para evitar caer en desesperación o en cuadros profundos de depresión o ansiedad, incluso de impulsividad. La migración forzada de la población, es también un factor generador de impotencia, angustia y depresión consecuencia de la incertidumbre por la desintegración familiar.

El suicidio es un problema de salud pública mundial, por lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS), recomienda implementar estrategias urgentes de prevención que implican difundir la problemática para concientizar a los ciudadanos y a los tomadores de decisión a implementar Programas públicos y Redes Comunitarias de Apoyo, que eduquen en el reconocimiento de las señales de alarma para canalizar a las posibles víctimas al oportuna orientación de los profesionales de la Salud Mental

Finalmente, para profundizar el análisis del comportamiento del suicidio a nivel nacional y regional, se hace indispensable de que el gobierno nacional garantice la publicación de las estadísticas actualizadas de los registros de mortalidad.

Ver en el archivo anexo los cuadros Suicidios según entidad federal. Venezuela años 2020-2022 (ene jun) y Comportamiento de los suicidios por entidad federal. Venezuela años 2020-2021

Miembro de la Junta Directiva de Aragua en Red y Coordinadora del Observatorio de Violencia. Región Aragua (OVV Aragua)

Anexos: 
Facebook Twitter Share