Felipe Pérez Martí: “Al no haber carne, no hay zamuros”

El exministro de Planificación de Hugo Chávez y doctor en economista, Felipe Pérez Martí, afirma que el “verdadero enemigo” en Venezuela son los “caza-rentas”, es decir, las mafias que se organizan alrededor de la renta petrolera para capturarla. Propone, como cura, un fondo tipo Noruega.

“La renta pasa a ser así propiedad de todos los venezolanos. Pero una propiedad que está a su disposición directa, a través de fondos de pensiones para todos los venezolanos, en dólares, no en manos de los gobiernos de turno, afirma el también cofundador del recién creado Movimiento de los Libertadores.

¿Qué es el Movimiento de los Libertadores? ¿Qué se propone?

-Se trata de una organización que pretende empoderar a los venezolanos. En realidad forma parte de un fenómeno más amplio a nivel mundial, que tiene ya un tiempo surgiendo. Porque los partidos políticos no necesariamente representan a la ciudadanía; la cual debería ser, según el concepto de República, el dueño de la cosa pública del país. Y los partidos deben ser los empleados de ese dueño, sus servidores, para administrar esa propiedad. Y no como frecuentemente ocurre: que se sirven de ese soberano, al extremo que le secuestran su propiedad y la usufructúan como su fuera de ellos.

¿Cómo se manifiesta ese movimiento ciudadano, y qué persigue?

– Las comunicaciones por Internet, la globalización de la economía, la política y lo social han convertido a los ciudadanos de los distintos países en ciudadanos del mundo que tienden a unirse para proteger lo que es suyo. Como a nivel mundial no hay realmente una organización que proteja los océanos, los mares, la atmósfera, la biodiversidad; como hay fenómenos de desigualdad no relacionados con el mérito; crisis financiaras evitables; de guerras y armamentismo nuclear, violencia, guerras, pugnas geopolíticas, discriminación de género, etc.; todas estas razones han producido movimientos ciudadanos que quieren rescatar su mundo. Y a nivel nacional, quieren rescatar las democracias diciendo no a las dictaduras, a los abusos del poder, sea estatal o sea de monopolios o carteles privados, que tratan mal a los consumidores y al entorno natural y social.

¿Cuál ha sido la manifestación de ese empoderamiento ciudadano en Venezuela?

-Esas mismas redes sociales han permitido a la ciudadanía, a nivel mundial, ejercer un poder político como nunca antes. Está el caso de las revoluciones políticas en los países árabes, en Europa está el caso de Islandia es notable, por su éxito.

– En Venezuela las redes han permitido hacer milagros, como la Consulta del 16J, acto que jamás había ocurrido en la historia de la humanidad, y eso nos conecta con ese movimiento mundial. Aunque este evento fue realizado por el Movimiento Libertadores en conjunto con la MUD, ésta sólo trató de utilizarla y no fue consecuente con las decisiones del soberano. Por eso el Movimiento Libertadores está tratando de retomar su curso, y organizarse para retomar lo que es suyo: el país, y poner a los partidos a servirles.

¿Quiénes son los caza-renta en Venezuela, y qué influencia tienen en la política y los partidos venezolanos?

-Los caza-renta son un cartel de mafias que se organiza alrededor de la renta petrolera para capturarla, renta que debería ser propiedad de todos los venezolanos. Normalmente estas mafias son del sector privado en los países que padecen la enfermedad (algunos bancos, grupos empresariales). Pero desde Chávez y Maduro están también de manera notable en el sector público, como es el caso de la mafia corrupta militar. Son los titiriteros de la política. Y capturan no sólo a los gobiernos de turno, sino también a dirigentes y partidos claves de las oposiciones de turno. Y lo hacen de manera silente: sin que el soberano se entere, y le hacen creer que las contradicciones son entre el gobierno y la dirigencia opositora, y no entre los ciudadanos y los caza-renta. Ellos, los caza-rentas, dominan la política, y los políticos, como un teatro en que actúan esos títeres para confundir a los dueños de la República y de la renta.

¿Qué ejemplos del dominio de los caza-rentas se pueden citar en la historia política reciente de Venezuela?

-Esto no es nuevo, pues fueron estos caza-rentas los que tumbaron a Carlos Andrés Pérez, quien quería, con Ricardo Hausmann, Miguel Rodríguez, Moisés Naím, Gerver Torres, Carlos Blanco, arreglar la economía y curar la enfermedad que nos tiene hoy al borde de la muerte.

-También fueron los que me tumbaron a mí (cuando era Ministro de Planificación), con el paro patronal-sindical-petrolero, ya que Chávez hizo una apertura conmigo al darme oportunidad de impulsar una economía realmente de mercado, tomando en cuenta que yo venía de la Escuela de Chicago, profesor del IESA, que eran mis credenciales, aunque yo estaba orientado hacia la solidaridad social, la justicia, la igualdad de oportunidades para todos, y sabía que el Estado debía ser solo regulador.

¿No cree que Chávez fue el artífice de la debacle que enfrentamos hoy, en lugar de los caza-renta? ¿No se trata más bien del socialismo del siglo XXI, en vez de buscar culpables en otra cosa?

-Con Chávez y Maduro nuestra enfermedad se agravó como nunca, en parte por la cantidad de renta petrolera y porque el militarismo llegó a sus niveles más groseros. El modelo de socialismo chavista se gestó en realidad luego del paro petrolero, y como respuesta a él. Pues Fidel, el nuevo líder de la política y la economía en el país, le vendió el modelo “cuasiestalinista”, que se desarrolló luego, pues partía del diagnóstico de que el problema fue que los capitalistas y el imperialismo querían tumbar a Chávez, y evitar que los pobres, y el país salieran adelante.

-Sin embargo, la contradicción verdadera era, como lo es hoy, entre los caza-renta y el resto de venezolanos. Y aprovecharon esa fachada ideológica para envolver el gobierno de Chávez como nunca lo habían hecho. Ahí aprovecharon los caza-renta cubanos, los militares, los chinos, rusos, los bolichicos, y los sectores tradicionales del caza-rentismo que venía de antes y se mimetizó y se integró para conformar el verdadero cartel de mafias que nos domina hasta hoy.

Esta historia es muy distinta a la que normalmente se escucha. ¿El llamado socialista de Chávez era sólo una fachada del mismo modelo, exacerbado?

-Te decía que tantos los partidos del gobierno como de la oposición están capturados por los caza-rentas, y el doliente, que es la sociedad civil, no está representada ahí, sino para ser explotada, expropiada. En ese sentido, nosotros lo que queremos es que la sociedad civil identifique a su verdadero enemigo, y luche para derribarlo, con todo y el modelo que lo sustenta. Queremos que esa sociedad civil tenga fuerza propia en la política. No con propósitos electorales, puesto que a la larga seríamos entonces un partido político más, sino para ser un “proxy”, lo más cercano posible, del soberano, de los intereses de la ciudadanía; que, en realidad, deberían ser los dueños de la República.

– No es que seamos anti-políticos, entonces, sino que queremos que los partidos estén en el lugar que les corresponde. Para servir a los ciudadanos. No para servir a los caza-renta y servirse, con ellos, de los ciudadanos, que es lo que han estado haciendo hasta ahora.

Nosotros creamos un fondo petrolero; supuestamente, con la finalidad de ahorrar para cuando viniera la época de las vacas flacas, no obstante, terminamos comiéndonos ese fondo. ¿Qué piensa usted?

– ¿Hablas del Fondo de Estabilización Macroeconómica? No, ese no fue un fondo petrolero como el que se quiere para curar nuestra enfermedad. Ni siquiera cura uno de los tres síntomas del rentismo: la inestabilidad macroeconómica; pues es capturado por el gobierno de turno.

–Lo que necesitamos en un fondo tipo Noruega. Pues la renta queda fuera, y el fondo es el que experimenta los shocks de precios petroleros, no la economía. No hay sobrevaluación del bolívar, porque esos dólares no entran a comprarlos, y la renta no está disponible para los gobiernos (ni para las oposiciones políticas): al no haber carne, no hay zamuros. La renta pasa a ser así propiedad de todos los venezolanos. Pero una propiedad que está a su disposición directa, a través de fondos de pensiones para todos los venezolanos, en dólares, no en manos de los gobiernos de turno.

Esa sería una solución de largo plazo. ¿No tenemos primero que salir de este gobierno? ¿Qué está proponiendo el Movimiento Libertadores para lograr soluciones de corto plazo y de largo plazo?

-El Movimiento Libertadores propone retomar la Consulta. Pero para elegir Presidente de la República; una elección paralela a la del CNE.

Pero la tercera pregunta del 16J establecía el nombramiento de un gobierno de transición. ¿Por qué repetir lo mismo, que se quedó sólo en simbólico?

– La idea es que el la decisión ciudadana no sea sólo simbólica ahora, sino que tenga efectos reales. Para ello, hay que corregir las fallas. Por ejemplo, la fuerza armada, que sabemos que en su gran mayoría está contra Maduro, debe pronunciarse el día de la Consulta, para desconocer a Maduro como comandante en jefe, y reconocer al presidente electo. Lo mismo la comunidad internacional, la izquierda democrática, los partidos del coraje y las fuerzas vivas del país: los trabajadores, los estudiantes, las comunidades, los empresarios, los gremios y el resto de las organizaciones de la sociedad civil. Con un nuevo liderazgo político, en el cual haya confianza entre la gente.

¿Cómo realizarían la Consulta? Cómo garantizan ustedes que esa coordinación va a ocurrir para que realmente surja un nuevo gobierno?

-Es vox populi que esta situación es no sólo insostenible, sino insoportable, y no sólo para la población opositora tradicional: los barrios populares son muchas veces chavistas. Pero son muy anti-maduristas. Porque están pasando hambre como nunca. Los CLAP no son suficientes, ni remotamente. Lo mismo pasa en los mandos medios y bajos de la fuerza armada y en muchos de los altos también, los que no están comprometidos con la corrupción a manos llenas.

-La comunidad internacional, por otro lado, está harta de los problemas que este gobierno causa, como la migración indeseada, el tráfico de drogas, el terrorismo. Un evento como la Consulta sería un disparador de todo ese descontento, y habría una coordinación por lo menos tácita; que en teoría económica se llama equilibrio de coordinación vía mancha solar (Sun Spot Equilibrium): es un evento público que todos ven y es suficiente para coordinarlos a todos, si están dadas las condiciones, como en nuestro caso.

¿Cómo resuelven el problema de la logística? Quién convoca la Consulta?

-La logística no es tan complicada, ni demorada. El año pasado se montó en muy corto tiempo, como unos veinte días. Y se lograron siete millones setecientos mil ciudadanos participando entusiastamente, asumiendo muchas de las tareas organizativas.

La convocatoria, desde el punto de vista legal, no sería a través de la AN, sino de la ciudadanía misma. Pero con un nuevo liderazgo: el pacto republicano.

26 abril, 2018

http://www.noticierodigital.com/2018/04/especial-nd-felipe-perez-marti-a...

Facebook Twitter Share