Ineficiencia, incapacidad y corrupción: la realidad detrás del colapso del sistema eléctrico nacional

De las constantes fallas eléctricas en Venezuela nadie se salva… (solo si se es parte del círculo rojo de “enchufados” del régimen de Maduro). Durante los últimos años, el país ha sido testigo de innumerables apagones que han costado millones de dólares a los comerciantes y decenas de vidas que dependían de electricidad para vivir.

La crisis eléctrica en Venezuela no es nueva; se comenzó a notar con la llegada del chavismo al poder y se agudizó en los años siguientes. Sin embargo, fue durante el año 2019 cuando la sociedad venezolana sufrió el peor apagón de su historia: una semana a oscuras por una falla en la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar (o por lo menos eso dicen las declaraciones oficiales).

Esta falla afectó seriamente al sector eléctrico del país en la mayoría de los estados, causando estragos en hospitales, clínicas, industrias, transporte, servicios de agua y, por si eso fuera poco, también se produjeron múltiples saqueos a nivel nacional.

Pero este “mega apagón rojo” no ha sido ni el primero ni el último… los venezolanos ya están “acostumbrados”, en algunos estados más que en otros, a permanecer a oscuras, ante la ineficiencia, la incapacidad y la corrupción que envuelve a quienes se encargan de “gerenciar” la red eléctrica del país.

Ante esta situación, la legítima Asamblea Nacional debatió este martes 22 de marzo sobre el colapso del sistema eléctrico nacional a causa de la terrible gestión del régimen de Nicolás Maduro en esta materia.

Corrupción presente

Para iniciar el debate tomó la palabra la diputada Nora Bracho, quien le recordó a los venezolanos que el régimen de Maduro vendió la idea de una crisis y amparados en ella compraron máquinas usadas a Cuba. “Desviaron miles de millones de dólares y eso simplemente se llama corrupción”, dijo.

En el mismo sentido manifestó que la realidad es que las termoeléctricas están detenidas por falta de mantenimiento, “por la canibalización en muchos casos de las mismas, por la falta de profesionales capaces y por supuesto la politización de los organismos”.

Señaló que los responsables de esta debacle “no darán la cara” porque no tienen más respuestas que culpar a otros y “escurrir el bulto constantemente”.

Para continuar, tomó la palabra el diputado Gilmar Márquez. El parlamentario rememoró que Venezuela sufre nuevamente el deterioro de un servicio eléctrico que vulnera la calidad de vida de sus habitantes”.

Y es que efectivamente, los ciudadanos han visto cercenadas sus libertades al verse a oscuras en un país que durante años generó electricidad de calidad para atender sus propias necesidades.

“Todo esto se vino abajo y lo han convertido en una pesadilla para los hogares de Venezuela”, condenó. A su juicio, la recuperación del sistema democrático es la solución a la grave crisis que atraviesa Venezuela: “Para lograr la inversión y el respeto y que en un futuro muy cercano podamos tener una empresa eléctrica que genere bienestar a todos los venezolanos”.

Regiones a oscuras

“Barinas no es excepción, no se escapa de la realidad, de la problemática que ocurre a lo largo y ancho del país”, dijo en su intervención la diputada Gladys Herrera.

Herrera señaló que en Barinas se encuentra la central hidroeléctrica Masparro y la hidroeléctrica José Antonio Páez. Ambas fuera de funcionamiento“La que funciona a medias es Termo Barrancas”, aseveró.

Por su parte, Carmen María Sivoli, diputada por el estado Mérida, recordó que la “revolución” tiene al estado que representa a oscuras, atormentada, destruida moral y económicamente. “Alrededor de 1 millón de ciudadanos merideños estamos privados de las condiciones que respeten nuestra dignidad”, aseguró.

“Mérida es víctima del desprecio, ataque, burla y cinismo de este régimen de ladrones. Somos víctimas de violación continuada de nuestros derechos fundamentales”, dijo contundentemente y al mismo tiempo sostuvo que Mérida clama por mejores condiciones de vida.

Pero Barinas y Mérida no son los únicos estados en los cuales la ciudadanía se ve afectada. Zulia es una de las regiones que más ha sufrido por las fluctuaciones y apagones a causa del desmesurado desinterés del chavismo para mantener a la sociedad con una mínima calidad de vida.

En todo el país hay miles de impactantes y lamentables historias que el régimen de Maduro quiere ocultar.

A 3 años, la crisis sigue igual… o peor

Para finalizar el debate, la diputada por el estado Aragua, Liz Carolina Jaramillo, durante su discurso, tuvo presente que los apagones en Venezuela hacen que la gente no pueda almacenar comida, “están cocinando con leña”, rechazó. “A los productores se le están pudriendo los alimentos y carnes congeladas”.

En el mismo orden de ideas, Jaramillo explicó que quienes hoy usurpan el poder carecen de la voluntad política para atender los problemas de los venezolanos. “Estamos convencidos de que solo saliendo de ellos lograremos calidad de vida en cada hogar venezolano”, puntualizó.

Definitivamente la crisis energética en Venezuela ha afectado considerablemente la imagen del chavismo a nivel nacional e internacional… ¿Maduro se dará cuenta de que su gestión está cayendo a niveles insospechados o las fallas eléctricas “apagaron” su capacidad de raciocinio?

https://www.lapatilla.com/2022/03/22/ineficiencia-incapacidad-corrupcion...

Facebook Twitter Share