A la consideración de la opinión pública

Después de más de dos meses de presencia en la calle, en la cual hemos estado acompañando abiertamente la protesta pacífica de la gente contra el golpe de estado continuado traducido en una larga y continua violación de los derechos humanos de todos los venezolanos, con una cuota fatal de 59 jóvenes asesinados por las fuerzas represivas, hechos que nunca lamentaremos lo suficiente, y ante la convocatoria fraudulenta, de corte típicamente fascista, de una supuesta Asamblea Nacional Constituyente mediante la cual el régimen de Maduro intenta ganar tiempo y consolidar todo el poder en su persona, pretendiendo distraer la atención de los graves problemas que nos aquejan, sentimos obligante manifestar públicamente lo siguiente:

  1. La solución de los problemas de escases de alimentos y medicinas, carestía de la vida e inseguridad personal pasa indefectiblemente por el cambio inmediato del gobierno nacional.
  2. Que el cambio sea consensuado o abrupto depende exclusivamente del presidente Maduro, quien tiene a mano una oportunidad para actuar pensando en el futuro de todos o insistir en mantenerse en esa picada que lo conduce a una salida de consecuencias personales y colectivas impredecibles con certeza, pero definitivamente trágicas.
  3. La manipulación de una alternativa constitucional políticamente valiosa como la representada por la Constituyente, violentando la obligación de consultar si la queremos y de que la gente se pronuncie a favor o en contra de sus eventuales resultados, demuestra la ausencia total de talante democrático por parte del cada vez más pequeño círculo que trata de gobernarnos, haciendo contundentemente legal su desconocimiento basado en la CRBV de 1999.
  4. La ambigüedad de la Fuerza Armada Nacional, más allá de la obsecuencia de los que no tienen otra alternativa, está prolongando innecesariamente la crisis que vivimos que ya rebasa los de por sí suficientemente graves daños producidos por el hambre, la desnutrición, las enfermedades y el hampa tanto común como la inducida desde los círculos del poder, alcanzando la pérdida de vidas y la ilegal prisión de muchos venezolanos como consecuencia de la represión de su legítimo derecho a solicitar un cambio de rumbo.
  5. La gravedad de la situación ha destruido la polarización a la que habíamos sido inducidos y hoy, en la calle, en los transportes públicos, en las colas, en las antesalas médicas, los venezolanos dialogan sin falsas distinciones, coincidiendo en que lo actual es insostenible y que se hace indispensable un cambio, de gobierno y de forma de conducir la vida pública venezolana, reclamando capacidad y honradez en el desempeño de las responsabilidades oficiales.
  6. Eso que ha sido llamada oposición ha rebasado los límites tradicionales, incluyendo hoy en su seno a personas que tenemos diferentes formas de pensar en cuanto a cómo enfrentar las realidades sociales que nos preocupan, que de seguro en un futuro ambiente democrático defenderemos posiciones distintas, pero que entendemos que el ejercicio de la libertad dentro de un estado de derecho es indispensable e insustituible para la convivencia pacífica.

En consecuencia queremos insistir una vez más en la necesidad de continuar haciendo esfuerzos en procura del cambio político que hemos declarado necesario y para el cual proponemos:

  1. La integración de todos los sectores democráticos, independientemente de sus orígenes y querencias partidistas, grupales o sectoriales, en una gran alianza nacional en procura de la recuperación de la libertad que solo se materializará mediante el cambio indispensable de gobierno.
  2. En este sentido, Aragua sin Miedo, se compromete dentro de sus capacidades modestas a establecer, mantener y apoyar todos aquellos acercamientos, que sean necesarios y mutuamente aceptados, con sectores con los cuales tradicionalmente hemos carecido de vinculaciones.
  3. Con esto queremos extender nuestros esfuerzos más allá de los que ya hemos hecho con igual intención con la Mesa de la Unidad Democrática, convencidos de que los que queremos un país distinto somos la mayoría y que es imposible mantenernos separados por alambradas construidas bajo premisas en muchos casos establecidas sin discusión entre las partes.
  4. Este frente nacional por el cambio que nos comprometemos a apoyar en Aragua, debe conducirnos a un gobierno de transición, constituido por personas no reelegibles representativas de sectores diversos, con un tiempo finito e improrrogable, que permita aplicar el conjunto de medidas que han sido propuestas desde distintas vertientes, afortunadamente coincidentes en su fondo, entre las que destacan las económicas acompañadas de las de protección a los estratos sociales más vulnerables.
  5. Una vez recuperada la normalidad democrática, en Venezuela habrá tiempo y no pausa para enfrentar los muchos problemas estructurales que nos aquejan desde las visiones y matices que caracterizan a toda sociedad moderna, entre los cuales educación, salud, seguridad personal y jurídica, así como  la expansión de las posibilidades de obtención de trabajos dignos, tienen que ser resueltos con verdadera igualdad de oportunidades garantizadas constitucionalmente.

Maracay, 28 de mayo de 2017

Por el Comité Funcional de Aragua sin Miedo

Edgar Capriles

Franklin González

Luis López Méndez

Rafael Mujica

Rodolfo Marcano

Santiago Clavijo

Facebook Twitter Share