La estrategia del régimen

Paso a paso el régimen de Maduro teje su estrategia a dos niveles, por un lado presenta una supuesta disposición a dialogar, con base en entendimientos con algunos sectores de la sociedad venezolana, como Fedecámaras, Consecomercio y algunas autoridades de las universidades públicas. Al mismo tiempo, hacen guiños a la comunidad internacional, dejando que circulen por el país los noruegos y miembros de la comisión de DDHH de la ONU. Y reaccionan de manera discreta frente al comunicado del grupo de contacto de la Unión Europea.

Por otro lado, el régimen sigue desarrollando su esquema original, rechazado en el referéndum constitucional, de imponer, ahora por vía legislativa, el Estado Comunal. Y, al mismo tiempo, arremete contra las universidades privadas y contra medios de comunicación digitales y hasta con organizaciones civiles activas que intentan paliar la crisis humanitaria.

Lo lamentable es que, algunos de buena fe y otros no tanto, están dispuestos a entablar un diálogo que necesariamente terminará siendo engañoso, porque el verdadero propósito no es otro que consolidar el proceso revolucionario, a pesar de lo paradójico que resulta esto, con el escandaloso enriquecimiento de la nomenclatura oficial.

Lo grave de los que escuchan y creen en el canto de las sirenas del régimen, es que en vez de acercarnos a una solución a la crisis humanitaria, migratoria, ecológica y de seguridad, lo que lograrán es lo mismo que ocurrió en Nicaragua, que no es otra cosa que la perpetuación de Maduro en el poder.

Sin democracia, sin estado de derecho, sin libertad de pensamiento y de expresión, con hegemonía comunicacional y con presos políticos, militares y civiles, Venezuela no saldrá nunca del foso en el que la han sumido estos 21 años de la presunta revolución bonita.

No hay posibilidad de que volvamos a transitar la senda de la democracia si no existe un firme y decidido propósito de la sociedad civil organizada y de los partidos políticos democráticos en determinar una unidad de acción y una estrategia común para, junto a la comunidad internacional, lograr las condiciones necesarias para que se de una verdadera y confiable negociación que nos lleve a un gobierno de transición, que prepare las condiciones indispensables para que se celebren en Venezuela elecciones libres y supervisadas para todos los poderes del Estado.

https://www.analitica.com/el-editorial/la-estrategia-del-regimen/

Facebook Twitter Share