La refundación nacional, un proceso de caracter originario, restablecedor y protagónico

 La Directiva Nacional y las Directivas Estadales de la Alianza Nacional Constituyente Originaria (ANCO), en cumplimiento del Pacto para el Restablecimiento Constitucional y Democrático, en esta fecha expresamos lo siguien

1. En nuestro último comunicado al país (15/11/2021), señalamos: "El 21 de noviembre de 2021 debemos cerrar el ciclo infructuoso y errático de la lucha democrática" en Venezuela. Esta afirmación, cuando revisamos los múltiples llamados a la participación de la ciudadanía desde los "sectores dirigentes" de la oposición a lo largo de más de 20 años, y encontramos innumerables trapos rojos, paños calientes y abiertos engaños, deja de ser una expresión más, entre tantos criterios vertidos sobre nuestra realidad, para convertirse en uno de los aspectos esenciales del relanzamiento de la lucha democrática en el país. Requerimos acciones acertadas, logros concretos y un andar más acelerado. Constituye una inmoralidad proponer -y aceptar- soluciones que no lo son, sean éstas propuestas por el régimen, o desde sectores opositores.
2. En el mismo comunicado citado, señalamos que "resulta una monumental necedad concebir e insistir en que, desde la inexistente institucionalidad y evidente ilegitimidad de actores en Venezuela, pueda superarse el estado general de descomposición de la nación, pulverización de la nación y confiscación de la democracia".
El Informe Preliminar de la Misión de Observación Electoral de la Unión Europea, al señalar que "no existe independencia judicial ni respeto al estado de derecho en el país", ha exhibido la imposibilidad terminal de las instituciones rojas para gestar u organizar soluciones democráticas para Venezuela; antes por el contrario, vemos cómo después del 21N son incapaces de informar con claridad los resultados, aparte de utilizar los cuerpos de seguridad para "resolver", in situ, las incidencias pendientes del cuestionado evento. Esto, bajo ninguna consideración ni circunstancia, puede reeditarse en un proceso que apunte a superar, con fundamento en la soberanía popular, la crisis que padece larga y dolorosamente nuestra nación.
Aparte del referido Informe Preliminar, la semana transcurrida luego del 21N, ha servido para conocer las reacciones de la comunidad internacional: ratificación de sanciones a funcionarios del régimen por parte de la Unión Europea; rechazo a la farsa electoral del 21N, entre otros, por parte de Reino Unido, Canadá y EEUU, gobiernos que mantienen, también, sanciones a personeros y la industria petrolera venezolana.
3. La compleja y desgarradora realidad venezolana es persistente -al extremo- en sus demandas, en especial, en lo atinente al aspecto político. Para ser superada, ella (la crisis) no ha admitido ni admitirá paños calientes, falsificaciones ni placebos. Esto lo sabe con mucha claridad el pueblo venezolano desde hace varios años. En efecto, con mucha contundencia se expresó en diciembre de 2015 con la elección de la la Asamblea Nacional; con mucha elocuencia habló el 16 de julio de 2017, cuando pidió "la reorganización de los poderes públicos" y la realización de "elecciones libres"; y, con mucha firmeza, entre el 7 y el 12 de diciembre de 20202, la ciudadanía ordenó "el cese de la usurpación de los poderes públicos", "el rechazo al fraude electoral del 6 de diciembre de 2020", y el "apoyo de la comunidad internacional para la celebración de elecciones libres". La agenda particular de la "conducción política" no pudo estar más divorciada de las exigencias ciudadanas de los últimos años. Tan es así, que hoy, con insoportable descaro, nos proponen que prolonguemos nuestro sufrimiento. !!HASTA 2024!!!
Debemos denunciar hoy, a efectos de que no se pierda más tiempo, que, hasta ahora, ningún diálogo o negociación ha tenido como premisa básica o finalidad la satisfacción de las demandas ciudadanas, aspiración popular expresada en los términos que aquí han quedado recogidos. La comunidad internacional tiene que superar su visión de "arreglo entre partes" no representativas -hace rato- de la voluntad general de la nación, para atender los requerimientos y exigencias de precisos y atinados planteamientos ciudadanos.
4. Bajo el título "Reagruparnos para Refundar la Nación: Un Compromiso Nacional", ANCO destacó la necesidad e importancia de reconstruir las fuerzas ciudadanas para "superar los déficits de la conducción política" y promover "la gestación de una instancia política que garantice la eficacia e integridad en la lucha democrática del pueblo venezolano",. Recientes pronunciamientos de algunos actores validan esta tesis. Las divisiones y enfrentamientos observados de cara al superado 21N, justifican la implementación de nuevas estrategias y el reconocimiento de nuevos y reales actores, fundamentalmente, de los que aparecen desde la base poblacional del país. La abstención que pide a gritos procesos afincados en la soberanía popular con máximas (no con mínimas) garantías, debe ser incorporada a activos y protagónicos esfuerzos. El éxodo (Diáspora) no puede ser desconocido ni excluido en su derecho a decidir, conjuntamente con los que estamos en suelo venezolano, el destino de la nación y el de sus familias. En este sentido, PROPONEMOS un CONGRESO CIUDADANO, como herramienta de participación organizada, social y política, que agrupe a los diversos sectores de expresión ciudadana a ser utilizada en la materialización del gran esfuerzo de REFUNDACIÓN DE LA NACIÓN, ofreciéndose como instancia republicana para reunir el contingente necesario para desplegar las tareas de la lucha democrática con agilidad y acierto, dentro y fuera del país.
5. Desde la Conferencia Ciudadana para el Restablecimiento Constitucional, y en el marco del Pacto que le da origen, el cual, desarrolla las actividades que ordena cumplir a la ciudadanía no investida de autoridad el artículo 333 constitucional, ANCO ha venido impulsando, ferviente e inveteradamente, dentro y fuera del país, la implantación de un proceso de carácter originario y restablecedor, que permita "remontar el déficit institucional que ha representado la conformación de una AUTORIDAD ELECTORAL confiable, que facilite una salida constitucional e incruenta, y que genere la credibilidad necesaria en la población". A este respecto, ANCO trabaja aceleradamente desde y con la Conferencia Ciudadana para presentar, ante el país y el mundo, la SOLUCIÓN CONSTITUYENTE, propuesta que viabiliza la REFUNDACIÓN DE LA NACIÓN, -autorizada y acertada  propuesta hecha a los venezolanos por la Conferencia Episcopal Venezolana, que recoge y expresa con meridiana claridad la grave y profunda crisis  que padece la nación y  nos convoca a todos  asumir tan honrosa tarea de Refundar la Nación-, sin obviar la cabal recuperación del hilo (Restablecimiento) constitucional que nos lleve al asentamiento de una institucionalidad democrática (Renovación de todos los Poderes Públicos) que soslaye, en la realidad concreta, el actual desconocimiento de nuestras instituciones, la imposición de sanciones por parte de gobiernos extranjeros y el manejo condicionado de nuestro patrimonio, entre otras situaciones que le resultan imposibles de soslayar al régimen que detenta el poder en Venezuela.
El día 12 de diciembre de 2021, con motivo del primer año de haberse realizado la Consulta Popular 2020, como homenaje a la ciudadanía venezolana y exaltación de su valentía y dignidad, difundiremos un documento PROPUESTA DE ANCO a los venezolanos, contentivo del itinerario procedimental, cronograma de lapsos tentativos, con  Bases Comiciales plurales, federales y propiciadoras del protagonismo del pueblo, que servirán de aportes iniciales y diferenciadores de eventos anteriores, para la implementación de un auténtico Proceso Constituyente de carácter Originario que nos dé, en el primer día de instalación de la Asamblea Constituyente, un nuevo Poder Público, que sea reconocido por el pueblo venezolano, y por el concierto de las naciones, y que se erija en pilar de la REFUNDACIÓN que nos permita hacer realidad nuestro común y mejor destino.

En Venezuela, a los 28 días del mes de noviembre de 2021.
 

QUE EL PUEBLO DECIDA!

 

“En una palabra, mi querido general, yo no conozco más partido de salud, que el de devolver al pueblo su soberanía primitiva para que rehaga su pacto social. Vd. dirá que esto no es legítimo: y yo, a la verdad, no entiendo qué delito se comete en ocurrir a la fuente de las leyes para que remedie un mal que es del pueblo y que sólo el pueblo conoce. Digo francamente que si esto no es legítimo, será necesario a lo menos, y, por lo mismo, superior a toda ley: pero más que todo es eminentemente popular, y, por lo mismo, muy propio de una república eminentemente democrática.”
Simón Bolívar
Carta dirigida a Santander, octubre de 1826

 

POR LA DIRECTIVA NACIONAL Y
LAS DIRECTIVAS ESTADALES DE ANCO

Facebook Twitter Share