Venezuela actúa a ciegas en el aprovechamiento de sus aguas

Pronunciamiento en el Día Mundial del Agua 2021

Desde los años noventa del siglo pasado Venezuela anda al garete en cuanto a la planificación del aprovechamiento de sus recursos hídricos. Presentamos la paradoja de ser un país rico en aguas, donde esta es escasa para los que demandan ese recurso vital, a tal punto que se considera un problema de carácter humanitario.

Con vista a una agenda futura y con criterios de urgencia, debemos priorizar el establecimiento de un sistema nacional de planificación hidráulica. Fuimos pioneros en el pasado a través de la Comisión del Plan Nacional de Recursos Hidráulicos (Coplanarh), institución que desarrolló un enfoque y modelo emulado por varios de los países latinoamericanos. 

En la actualidad nadie, ni en el sector público ni en el privado, se está ocupando de este asunto. No se trata de replicar las experiencias pasadas por buenas que hayan sido, sino de prepararnos para encarar la situación presente y los retos del futuro. 

Hoy tenemos un país muy diferente dados los problemas y trastornos socioeconómicos generados y no resueltos. Somos una nación que deberá enfrentar a la vuelta de 20 o 25 años nuevas y mayores demandas sobre sus recursos hídricos, como resultado de un desarrollo sostenible y viable, dentro de serias limitaciones económicas. 

El Grupo Orinoco, en el contexto de su visión y objetivos vinculados al desarrollo sostenible, procederá a convocar a corto plazo una amplia reunión de profesionales del ramo y áreas afines para discutir y acordar los aspectos prioritarios a contener en un Guion para un Proceso de Planificación Hidráulica en el país. 

En el medio doméstico, así como en el foráneo, se conforma y está activo un grupo de profesionales en recursos hidráulicos y disciplinas asociadas dispuesto a contribuir con esta importante tarea. Dicho guion debe abordar aspectos tales como los esbozados de manera general en los siguientes bloques temáticos y otros que resulta ahora prolijo enumerar.

A. Infraestructura hidráulica

Situación del mantenimiento y operación de la amplia infraestructura hidráulica construida durante los gobiernos democráticos y cuáles son los requerimientos de nuevas obras de aprovechamiento de recursos hidráulicos en el horizonte de planificación que se adopte.     

B. Disponibilidad, demanda y balance de agua

Cómo satisfacer los déficits hídricos que se anticipan en varias regiones para los distintos usos, a partir de las disponibilidades de agua superficial y subterránea, considerando las consecuencias de la contaminación y del cambio climático en curso.  

C. Avances en conocimiento, tecnología e información

Cuáles son los nuevos conocimientos y avances tecnológicos logrados a nivel mundial necesarios para adelantar un nuevo proceso de planificación de los recursos hidráulicos, basado en los métodos más confiables para estimar las disponibilidades y demandas futuras de agua a mediano y largo plazo, y la consideración plena del funcionamiento ecológico de las regiones. La relación entre energía y el aprovechamiento de los recursos hídricos.

D. Regiones y cuencas hidrográficas

La pertinencia de mantener el criterio de regiones como base de estudio de los recursos hidráulicos y su relación con las actividades humanas y económicas. La consideración de las zonas costeras y el tratamiento que debe darse a las cuencas hidrográficas en términos de su gestión integral.   

E. Componentes económicos, administrativos y formación de talento humano y los cambios legales y culturales necesarios

Cuáles son las capacidades económicas, gerenciales y empresariales para adelantar una gestión sostenible de las aguas. La formación del talento humano necesario para acometer el proceso de planificación de los recursos hidráulicos. Los ajustes necesarios en la normativa legal vigente en materia de agua -Ley de Aguas de 2007 y su reglamento-, para proveerle del soporte legal que requiere el proceso que se proponga. La institucionalidad para la planificación nacional hidráulica y los valores culturales que deben cambiarse, especialmente en los hábitos en cuanto a la amortización de los servicios públicos recibidos por la población.

En el Grupo Orinoco nos preocupamos por el futuro sin olvidarnos del presente. La nación debe contar con claras “hojas de ruta” para sus actividades prioritarias. El Guion para un Proceso de Planificación Hidráulica que elaboraremos y presentaremos al país es otro ejemplo del compromiso que asumimos en favor de nuestra Venezuela.

 Grupo Orinoco

Caracas, 22 de marzo de 2021

Facebook Twitter Share