Ante el CNE regional

Maracay, 30 de noviembre de 2015

Ciudadana Neira López

Directora Regional del Consejo Nacional Electoral en el Estado Aragua.

Su Despacho.

Hace dos semanas en unas declaraciones ofrecidas por Aragua en Red a los medios de comunicación regionales, afirmamos que “unas elecciones para renovar el parlamento en un país con gobierno de vocación democrática, no deja de ser un evento común y corriente, pero que en nuestro país, en los últimos 16 años, ha sido un ejercicio caracterizado por la violencia y por la violación de los más elementales derechos políticos de los venezolanos que no comulgamos con el gobierno”. Hoy, a escasos días del acto electoral la violencia física y verbal se enseñorea por los cuatro costados del territorio nacional.

Pero hoy no venimos a solicitar de esta Oficina Electoral, que es el recinto para el impecable respeto a la igualdad de todos los participantes en el proceso electoral,  se aplique la ley electoral a quienes la violan permanentemente, porque no se trata solo de un asunto meramente jurídico; venimos como representantes de organizaciones cívicas y ciudadanas de la sociedad aragüeña, a entregarle a la Directora Regional del CNE, nuestra protesta y nuestra denuncia por su disonante comportamiento ante la vileza y deslealtad de quienes desde el partido de gobierno y sus satélites utilizan  la imagen y símbolos de los próceres de la  Nación, como es el caso de los afiches de candidatos que muestran la efigie épica de nuestro  Libertador. O como es el caso de la utilización en afiches y paredes de nuestras ciudades, la imagen y símbolos de la opositora Mesa de la Unidad Democrática por parte de los mismos grupos políticos afines al gobierno, o en la distribución de tarjetones simuladores a los que se usarán en el acto electoral en el cual se invierte la ubicación de la tarjeta correspondiente a la Mesa de la Unidad Nacional con propósitos para confundir.

Deploramos que no ha habido por parte de la Oficina Electoral Regional ni tampoco de su Directora, disposición pública alguna para castigar el comportamiento degenerativo antes señalado.

Llamamos su atención, respetuosa, pero severamente, por su autista conducta ante los aberrantes comportamientos indicados, por parte de quienes pretenden establecer en el país y en nuestra entidad, la cultura política del “como sea”, pregonada por quien debería ser el primer ciudadano de la República.

Ya no hay tiempo para enmendar ni castigar, pero si hay tiempo para requerir a quienes desvían su mirada de los principios democráticos, que son los principios con los cuales quiere vivir la inmensa mayoría de los venezolanos. Y este es el propósito de este documento. La historia que está por escribirse señalará a los actuales funcionarios electorales que,  en una fecha como hoy, del año 1952 se negaron a suscribir el fraude montado por la dictadura perezjimenista, pero igualmente, a quienes convaliden el desconocimiento de la voluntad popular consignada en las urnas electorales. Debemos convertir el pasado en lo que debe ser: el referente de la memoria incesante como materia aleccionadora de los despropósitos que no deben repetirse.

Ciudadana Directora, no tenemos ánimo de molestarle ni de ofenderle, pero es necesario decirle que nuestra sociedad exige dramáticamente, reconciliar la política con la ley, que es necesario devolverle a la política su fundamento moral. El pasado ya va teniendo su última palabra y a los promotores del miedo, la desesperanza y la impunidad, le decimos que a partir del 6 de diciembre próximo comienza a dibujarse el camino de un porvenir venturoso para la República que impone rechazo y castigo oportuno a los que se deslindan autoritaria y arbitrariamente de la Constitución.

Por ello, le exigimos respetuosamente se pronuncie, como es su deber, sobre los acontecimientos antes denunciados.

LA JUNTA DIRECTIVA DE ARAGUA EN RED, A.C.

Francisco Russo B., /Coordinador                Edgar Capriles                       Lester López

Santiago Clavijo                                 Jesús Elorza                            Eduardo González

Luis Carlos Solórzano                        León Carlos Carabaño

 

c.c./UNASUR, OEA, Partidos políticos