Que pena con esos señores

Mientras veía por TV los actos de instalación y posterior Sesión Ordinaria de la Asamblea Nacional, este 6 y 7 de enero, recordaba con insistencia cuestiones de la época que han dado en llamar “4ª. República” y, en especial, hechos acaecidos en mi querida ciudad de San Felipe, EstadoYaracuy, entre ellos, con especial cariño, recordaba a un gran amigo (Juan de Dios Rivero +), hombre bonachón, de un gran sentido del humor y de la amistad verdadera; pues bien, en la oportunidad en que le correspondió ser Jefe Civil del Municipio, en una ocasión acudió a la Comandancia de Policía y mientras inspeccionaba los calabozos, los presos le gritaban improperios: “Juan de Dios c…de m…., mar…., hijo de p…” y otras tantas “lindezas”, por lo que el comandante le pedía autorización para someterlos por la fuerza a guardar el respeto debido, a lo que Juan de Dios simplemente le respondía: “Déjelos quietos, comandante, no ve que ellos están presos y tras las rejas y lo que les queda es desahogarse y decir lo que les venga en gana, gritan y gritan, pero, siguen presos, déjelos quietos, esos se cansan” y efectivamente, al momento de retirarse Juan de Dios del recinto, el alboroto había cesado. 

Les digo esto porque, me da la impresión de que la bancada de la Unidad Democrática en la AN, está cayendo en el juego malsano de la representación oficialista, ya que estos últimos piden y piden la palabra sólo para ofender, denigrar y hablar galimatías por montón, a lo que, los Diputados de la Unidad, salen a responderles casi que en los mismos términos. No señor, disculpen, pero, en mi humilde criterio de elector, permítanme llamarles la atención en tal sentido, déjelos que hablen y hablen, y luego, ustedes limítense a darle a entender al Pueblo que los observa, que están allí es para realizar un trabajo legislativo que contribuya a rescatar a un País como el nuestro que se encuentra hundido en un barranco por culpa de esos mismos integrantes de la bancada oficialista, quienes se dedicaron por 17 años a hacer una rapiña de los recursos del estado, una corrupción que no tiene parangón alguno en la historia republicana de Venezuela, en la cual, muchos de ellos, pecaron por acción y algunos otros por omisión, ya que cohonestaron los hechos de latrocinio ocurridos y que nunca fueron investigados.  

Échenles en cara a esos oficialistas su culpa, díganles que ya el Pueblo está cansado de su discurso repetitivo y lleno de falsedades, ya el Pueblo no se cala eso, díganles “Mire, señor diputado, nosotros venimos a trabajar, no a discutir estupideces; pero, no crean que vamos a permanecer callados, no señor, cada vez que ustedes hablen de Soberanía y de traición a la patria por parte nuestra, entonces, les pediremos explicaciones de porqué, durante este pésimo desgobierno  actual, se ha perdido la Guyana Esequiva, porqué se incrementa cada vez más la presencia cubana en nuestro territorio y en instituciones del stado, eso si es traición a la Patria y es abandono de nuestra Soberanía y tendrán que responder por ello”. Si hablan de corrupción, respóndanles que, precisamente, el trabajo a realizar es investigar a fondo que ha sucedido en Venezuela con tanta con tanta corrupción y con funcionarios que nunca han rendido cuentas de su gestión, algunos de ellos hoy ocupando una curul en la AN, pero, que igualmente tendrán que ser investigados. Ya basta de escudarse en un falso y repetitivo discurso, ahora tendrán que poner los pies sobre la tierra, ya que los ministros y demás funcionarios públicos, incluidos los magistrados del tsj, tendrán que someterse al Control de la AN en lo adelante, ya basta de impunidad. 

   La MUD, en materia judicial en lo particular,  tiene que haber estudiado a fondo lo sucedido con los magistrados express designados a última hora por los diputados salientes de la an, para eso tiene a su lado gente con conocimientos extraordinarios en la materia, y de allí que tiene que haber un plan de acción preestablecido, pues bien, pónganlo en práctica, no caigan en una discusión esteril con los oficialistas, actúen y más nada, y mientras tanto, déjenlos a ellos hablar y hablar, ya se cansaran. La vía constitucional es clara. La designación express violó abiertamente la normativa constitucional al no respetar los lapsos para un acto de esa naturaleza, así que ¿cómo van a venir a hablar ahora los oficialistas de irrespeto a la Constitución si han sido ellos mismos quienes la han prostituido durante estos 17 años?. No se distraigan, Señores Diputados de la Unidad Democrática, hay muchas tareas por delante, ya comenzaron con buen pie al señalar esas 4 leyes fundamentales y de prioridad para el ejercicio de sus funciones legislativas. El Pueblo Votó masivamente por ustedes para que rescaten al País del atolladero en que lo metiera el chavismo, esmérense en sancionar las leyes necesarias para el Cambio Político, Social y Económico de nuestra querida Venezuela. La Ley de Amnistía es esperada por todos, el anuncio de la Ley de Seguridad Social que garantiza a los Jubilados la cesta ticket de alimentación y de medicinas causó una alegría en todos los rincones de nuestra Patria, sigan adelante, hay que atacar al desabastecimiento, la inflación, la inseguridad y tantos males más, cuentan con el respaldo mayoritario de la población que los llevó a obtener las 2/3 partes de los integrantes de la Nueva Asamblea Nacional, no defrauden jamás la esperanza puesta en ustedes. 

Ya para terminar, en algún momento que para mí será histórico y ojalá esté frente al televisor observando el desarrollo de la Sesión, bríndenme la satisfacción de recordarles a los oficialistas el hecho de que, fue el mismo comandante galáctico desaparecido, el que se encargó de transformar la verdadera acepción de la palabra para burlarse de la oposición al tildarlos de “escuálidos”, pero, por cosas del destino y gracias la Voluntad de un Pueblo Soberano, ahora resulta que la bancada Democrática es MAYORÍA CALIFICADA en la Asamblea Nacional, y que ellos, los representantes oficialistas, han pasado a ser los ESCUALIDOS de la relación política ante el País, de manera tal que cuando pretendan ofenderlos de nuevo con el uso del término, díganles que se limitaran sólo a dibujar una sonrisa en su rostro, ya que los “escuálidos” son ellos, y en el interior de cada uno de los Diputados del Bloque de la Unidad Democrática, al igual que en el de millones de Venezolanos que los apoyaron, estará presente siempre una mera consideración para los oficialistas…¡¡Carajo, QUE PENA CON ESOS SEÑORES…!!